12 de noviembre de 2019, 3:11:46
Política


La Comunidad no paró el congreso de HazteOir por no coartar su libertad de expresión

Por Javier García Martín

La Comunidad de Madrid podría haber adoptado medidas cautelares contra el congreso mundial que HazteOir celebró en Madrid bajo la promesa de que incumpliría la ley contra la LGTBIfobia pero no lo hizo. Según ha informado la Consejería de Políticas Sociales, se tomó esa decisión para no coartar su libertad de expresión porque, pese a tener dos denuncias en la mano, el Ejecutivo afirma que no había indicios suficientes que justificaran su paralización. Ahora, el Gobierno regional está a la espera de que se formalice una querella por los polémicos comentarios vertidos finalmente durante la jornada. La diputada socialista Carla Antonelli acusa a la presidenta Cristina Cifuentes de haber permitido a esta sancionada entidad "vejar, humillar e insultar" al colectivo trans.


"Informamos a la Comunidad de Madrid de que vamos a incumplir su ley LGTBI y no pensamos pagar las multas que quieran imponernos. Lo estamos anunciando, no nos escondemos: vamos a desobedecer conscientemente todas y cada una de las leyes LGTBI aprobadas en España". Miguel Vidal, director de Campañas y portavoz de HazteOir, presentaba así en un comunicado publicado a mediados de febrero el congreso mundial que la entidad iba a organizar en la capital. Pese a la manifiesta voluntad de infringir la legislación autonómica, el Ejecutivo no impuso ninguna medida cautelar y la sancionada entidad terminó por celebrar su polémico simposio en total libertad.

Ahora, un mes después, la Consejería de Políticas Sociales y Familia ha tenido que dar explicaciones en la Asamblea de Madrid por esta decisión. Según Manuel Galán, secretario general técnico, el Ejecutivo optó por ponerse de perfil porque "impedir un acto de este tipo", sin una "evidencia" de que "se estaba cometiendo una infracción administrativa", podría haber supuesto "una vulneración de un derecho fundamental como es la libertad de expresión".

Dos denuncias previas

Lo cierto es que, a preguntas de la diputada socialista Carla Antonelli este lunes en la comisión del ramo, Galán admitió que la Consejería tuvo conocimiento de posibles infracciones a través de dos denuncias previas al congreso enviadas por la Policía Municipal de Madrid y la organización Arcópoli. Esas denuncias alertaban sobre el contenido de un conjunto de tuits que ahora investigan. Cabe recordar que, además de lo publicado, el Observatorio contra la LGTBIfobia pidió a las administraciones que paralizaran la cita ante la posibilidad de que se difundiesen mensajes de odio visto tanto el currículo de HazteOir como el de los invitados.

Pese a todo, la Comunidad aún no ha adoptado ninguna medida ante esta entidad declarada en rebeldía. Galán aseguró en la Cámara que están a la espera de que se formalice una denuncia sobre el contenido del encuentro para incoar "el correspondiente expediente sancionador" siempre que haya "contenidos susceptibles de vulnerar la ley".

Como informó este medio, los ponentes alertaron contra el "adoctrinamiento infantil" y la "ideología de género" con argumentos como que las mujeres trans son hombres fetichistas que se disfrazan, como que hay una conexión entre los hogares sin una madre (o un padre) y el consumo de drogas o como que los niños que se sienten niñas suelen ser víctimas de abusos sexuales. "El Gobierno de la señora Cifuentes no hizo nada para que se tomaran medidas cautelares y la crónica de la transfobia anunciada se llevó a cabo", criticó Antonelli este lunes.

Delitos "penados"

La diputada socialista recordó a Galán que "defender" las terapias de conversión a personas LGTBI -en el congreso, un conferenciante pidió naturalizarlas al nivel de las dietas o los injertos de pelo- es "algo claramente tipificado y penado" en la legislación madrileña como falta muy grave. "Esto se produjo en Madrid, se retó y avisó al Gobierno regional de que iba a suceder", afirmó la parlamentaria.

"No es de extrañar que campen a sus anchas con autobuses que atentan contra el honor y dignidad de niñas y niños trans, organización a la que parece que ustedes le tienen miedo: convierten en papel mojado las leyes en vigor que salieron de esta Asamblea", reprochó.

"Que ustedes hayan dejado que nos vejen, humillen e insulten una vez más, además de propagar la ideología del odio hacia el colectivo trans -que es la causa directa de los suicidios y de las agresiones por LGTBIfóbia que se han multiplicado por cuatro en esta Comunidad- solo es un retrato fidedigno de lo poco o nada que les importan los derechos de las personas LGTBI", censuró la parlamentaria.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es