26 de mayo de 2019, 8:00:15
Opinión


Igualdad en Sanidad

Por Regina Plañiol


Estamos en la semana del Día Internacional de la Mujer y no me resisto a hablar de un tema que nos concierne a todos, a mujeres y a hombres, a empresas, asociaciones, administraciones y a instituciones, a jóvenes y a mayores. Del papel que representen las mujeres en nuestra sociedad depende un futuro mejor para todos.

Para alcanzar la plena igualdad, real y efectiva, entre hombre y mujeres, queda mucho por hacer y es necesario seguir trabajando desde todos los sectores de la sociedad, por eso el Gobierno de Madrid aprobó el pasado martes la Primera Estrategia Madrileña para la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres 2018-2021, con 157 medidas concretas y un presupuesto asociado de 255 millones de euros.

Se han conseguido indudables avances aunque la igualdad todavía no es completa, pero Madrid es hoy una de las mejores regiones del mundo en materia de igualdad y en el área de Sanidad los resultados son francamente destacables.

De la mano del Partido Popular han visto la luz normas tan importantes como la Constitución Española, la ratificación por España de la Declaración de los Derechos Humanos, las Leyes de Igualdad o de Violencia de Género, la reforma del Código Civil o el Estatuto de los Trabajadores.

Y de la mano del Partido Popular y sus dirigentes, Madrid tiene una red de atención que promueve la igualdad y que remueve los obstáculos que tradicionalmente han dificultado la plena igualdad de las mujeres: la educación infantil, los centros de atención a mayores y dependientes, los puntos de encuentro familiar, los programas de empleo, los convenios colectivos igualatorios, las políticas fiscales, la incorporación de la perspectiva de género en las políticas de vivienda, seguridad, transporte, sanidad, deporte, cultura... Es decir, desde todas las áreas de actividad.

Hoy en Madrid tenemos el mercado laboral más paritario de España: 48 de cada 100 trabajadores son mujeres, la tasa de paro femenino en Madrid es 6 puntos por debajo de la media nacional y la tasa de empleo femenino 7 puntos mayor, la tasa de actividad femenina es la más alta de España y la de abandono escolar 7 puntos menor que la masculina, las licenciadas universitarias representan más del 50% de los titulados, la esperanza de vida de las madrileñas es la más alta de Europa, el 70% de los empleados de la Comunidad de Madrid es femenino, el 25% de los Altos Cargos de la administración madrileña son mujeres y cada día hay más.

Y esto se manifiesta especialmente en nuestra Sanidad pública, la presencia femenina en todos los ámbitos profesionales es un ejemplo para toda España.

A fecha de hoy en el SERMAS las mujeres representan el 69% del personal de gestión y servicios, el 92% del personal Sanitario con Formación Profesional, el 77% del personal Sanitario Universitario y, muy importante, el 52 % del personal de Dirección. Además, de los Residentes en Formación MIR las mujeres representan el 67% del total.

Es decir, en Sanidad, las mujeres representan el 78% del total del personal: 55.812 mujeres frente a 15.488 hombres. Un gran resultado, único en España, que refleja el esfuerzo hecho por las instituciones y sobre todo, el realizado por las mujeres de Madrid.

Si hemos llegado hasta aquí es porque muchas cosas se están haciendo y se están haciendo bien. Pero además de poner en marcha políticas eficaces en igualdad, hace falta dar ejemplo.

La participación femenina en política es paritaria. Y debo señalar que las primeras mujeres en grandes puestos de responsabilidad política e institucional han venido de la mano del PP: primeras ministras de la democracia, presidentas del Congreso, presidenta del Senado, presidentas de comunidades autónomas como la de Madrid, presidentas de los parlamentos regionales como en Madrid, alcaldesas de grandes capitales también como la de Madrid, comisarias europeas, defensoras del pueblo y tantas y tantas grandes políticas más.

No practica con el ejemplo Podemos que pr.omueve una huelga general por el día de la Mujer, pero que paga a sus trabajadoras hasta 7.200 euros menos al año que a los varones como reconoce en su página web.

Y tampoco es ejemplar el gobierno de Podemos en el Ayuntamiento de Madrid cuando sólo reserva para mujeres un 11% de los puestos de sus empresas públicas.

Y no promueven la igualdad y el liderazgo femenino los socialistas que se niegan a apoyar a una mujer de su partido como portavoz europea porque no les es especialmente afín.

Y por supuesto no defienden las políticas de igualdad ni tampoco los más mínimos derechos de los trabajadores los que nos dan de alta a sus trabajadores en Seguridad Social como lo hace algún líder de Podemos.

La igualdad es un objetivo irrenunciable de la sociedad de hoy, el gobierno de Madrid y los hombres y mujeres del Partido Popular llevamos muchos años comprometidos con este fin, se han conseguido muchas cosas pero tenemos que conseguir muchas más.

Con la Estrategia Madrileña por la Igualdad de Oportunidades nuestra Comunidad seguirá siendo la referencia en Igualdad en el ámbito de Sanidad, en toda la administración madrileña y en toda la Comunidad de Madrid.

Regina Plañiol es diputada del PP en la Asamblea de Madrid

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es