20 de julio de 2019, 15:52:08
Política


Cifuentes, ante el globo sonda de otra moción de censura

Por MDO

Tras el 'misil' de Francisco Granados, al PP le ha tocado ahora torear el globo sonda de una segunda moción de censura que ha inflado el presidente del PSOE-M, Manuel Robles. La idea, expuesta por el exalcalde de Fuenlabrada ante la cúpula de los socialistas el martes, ha levantado el entusiasmo únicamente de los diputados de Podemos. El secretario general de los socialistas ha desautorizado durante la mañana la propuesta y, por si fuera necesario, Ciudadanos (Cs) ha enfriado cualquier posibilidad de que sus necesarios votos la fueran a hacer prosperar.


Iba a ser un Pleno, sobre el papel, de trámite, pero la corrupción y las tragedias políticas han regresado este jueves a los pasillos de la Asamblea de Madrid. La portavoz de Podemos, Lorena Ruiz-Huerta, ha asegurado que sus diputados apoyarán una nueva moción de censura a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes tras las acusaciones vertidas esta semana en la Audiencia Nacional por el ex secretario general del PP de Madrid Francisco Granados, quien aseguró que la dirigente autonómica era conocedora de la supuesta financiación irregular de su partido.

Así ha respondido Podemos al planteamiento lanzad oel pasado martes en una reunión interna de la Ejecutiva por el presidente del PSOE-M, Manuel Robles, quien propuso ante la cúpula de la formación forzar ya la salida de la popular del Gobierno regional.

"Esta posibilidad me parece excelente. Los hechos cada vez son mas graves y no hay diferencias entre el viejo y el nuevo PP y cobra mucho sentido plantear una moción. Invito al PSOE que dé el paso y les invito a que presenten esta moción y, si somos capaces en ponernos de acuerdo, la votaremos a favor", ha asegurado Ruiz-Huerta en declaraciones recogidas por Europa Press. El también diputado y secretario general en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, ha respaldado igualmente la iniciativa.

Franco no lo ve "serio"

La propuesta del exalcalde de Fuenlabrada, según recoge El Español, cuenta en principio con poco entusiasmo entre las filas socialistas, que ya se abstuvieron en la primera intentona para derrocar a la presidenta promovida por los morados.

De hecho, el propio secretario general, José Manuel Franco, se ha encargado de desautorizar la idea de Robles al asegurar que se trataba, en todo caso, de una "opinión personal". Para el dirigente, "cuando se presenta una moción de censura, hay que pactar un programa", algo que "para un año que queda de Legislatura, no es serio".

"Yo creo que los madrileños necesitan propuestas serias, coherentes y que tengan que ver con la ideología de quien las presenta. Nosotros ahora mismo no contemplamos esa posibilidad", ha defendido, según EP.

Cs se limita al acuerdo de investidura

Ciudadanos (Cs), que votó en contra de aquella moción contra Cifuentes pero ha respaldado las reprobaciones de dos de sus consejeros, ha pedido este jueves a los de Ángel Gabilondo "que se aclaren". "Nosotros negociamos con el PP un acuerdo de investidura y, en tanto en cuanto se cumpla, vamos a respetar lo firmado. Es el PP el que tiene que cumplir su palabra", ha asegurado Ignacio Aguado.

El portavoz de los populares, Enrique Ossorio, ha tachado por su parte de "broma" la idea al estar vinculada a "unas declaraciones de un señor que ha estado en la cárcel por unos delitos gravísimos", en referencia a Granados.

Durante el Pleno, los populares han dado un nuevo paso en su estrategia por blindar la imagen de la presidenta. El diputado del PP Bartolomé González ha aprovechado una pregunta sobre cambio climático para verbalizar el "apoyo de todo el grupo" a Cifuentes y ensalzar su "integridad", lo que ha levantado un cerrado aplauso de el grupo popular.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es