7 de diciembre de 2019, 23:50:57
Economía


¿Se acabó ir a tu oficina del banco?

Por MDO

La tecnología ya permite realizar todas nuestras gestiones bancarias sin desplazarnos


En los últimos años los bancos online y las fintech (empresas de servicios financieros basados en tecnología digital) están ganando clientes día a día construyendo su modelo de negocio en las plataformas digitales y dejando de lado las sucursales bancarias de toda la vida. No es de extrañar ya que la democratización de Internet, tanto en el hogar como en nuestros dispositivos móviles, ha cambiado nuestros hábitos de consumo de manera drástica. Cada vez estamos más conectados digitalmente y es que, según el informe de la Fundación Telefónica “La Sociedad Digital en España 2017”, 24 millones de españoles entre 16 y 74 años se conectan a diario a internet (64 % del total). Comprar por internet está más que establecido, ya es algo normal y así lo dicen los datos: “más de la mitad de los internautas españoles hacen compras online (51,6 %)”. Del mismo modo, el uso del móvil para banca también ha llegado hasta el 56,7 % en 2017 entre los españoles.

Cada vez usamos más y con más frecuencia el móvil e internet para todo, incluso para nuestras finanzas personales. Es por ello que los bancos online y las fintech siguen ganando clientes cada día. Este tipo de alternativas para la economía doméstica ofrecen los productos y servicios bancarios que todos conocemos (cuentas corrientes, cuentas de ahorro, tarjetas bancarias, transferencias, préstamos, etc.) y además añaden el factor digital, que les aporta un gran valor: poder gestionar todo desde una única app o web.

Gracias a ello, nos ahorramos el trayecto a la oficina o sucursal bancaria en la que a su vez tendríamos que esperar turno a que nos atiendan y, además, durante un horario específico, que suele ser solo de mañana. La facilidad de uso de estas plataformas digitales además viene acompañada de otro valor añadido: los bancos online son también conocidos por ser bancos sin comisiones en muchos de sus servicios. Por supuesto, cada producto y servicio tendrá sus condiciones particulares, pero en la mayoría de los casos las operaciones y productos más básicos suelen ser gratis: cuentas corriente, transferencias nacionales, tarjetas de débito, etc.

Si sumamos todo esto, es lógico que el cliente de banca español acuda cada vez menos a las oficinas o sucursales bancarias, que siguen cerrando año tras año desde 2018. De hecho, en 2017, según un informe del Fondo Monetario Internacional sobre el sector bancario, el número de oficinas bancarias en España ha bajado a “niveles de 1982”.

La transformación digital llega a todos los sectores, no solo a la banca, y empieza a resultar de otra época el hecho de tener que abrir una cuenta bancaria en persona. En pleno siglo XXI podemos abrir una cuenta por videollamada, utilizar nuestro móvil para pagar en lugar de una tarjeta en cualquier comercio e incluso solicitar una hipoteca online desde nuestro hogar a cualquier hora del día.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es