8 de diciembre de 2019, 19:24:07
Transportes


Madrid planea ahora un "eje cívico" con menos coches para Prado-Castellana

Por MDO/E.P.

El Ayuntamiento de Madrid planea ya una reforma integral de los siete kilómetros que median entre la Castellana y el Prado. El objetivo último es reducir el espacio destinado al vehículo privado para favorecer el uso del transporte público, la bicicleta y del tránsito peatonal.


El Ayuntamiento de Madrid proyecta una ambiciosa reforma del Paseo del Prado, Recoletos y la Castellana, un eje de siete kilómetros absolutamente central en el planteamiento de la movilidad en la capital. Según la nomenclatura dada, será un Eje Cívico norte-sur y tendrá prioridad semafórica para los autobuses y aceras más anchas.

Según un anteproyecto del área de Desarrollo Urbano Sostenible que adelanta ABC, se contempla reducir el espacio al vehículo privado en favor del transporte público, crear una gran senda ciclista e itinerarios peatonales.

El departamento de José Manuel Calvo pretende así 'legar' una mejora de la eficiencia del autobús y la bici. Así, se dotará al eje de una plataforma en el centro de la vía, que esté separada del resto de vehículos, que permita que la actual línea 27 de la EMT ofrezca un servicio de alta capacidad. También, según el proyecto que avanza el diario, se dará prioridad a los buses en los semáforos y en las intersecciones.

A partir de 2019

Además, el Consistorio de Manuela Carmena pretende que el peatón seá el otro gran beneficiado. El anteproyecto establecerá prioridad para él en vías de servicio y que en los carriles laterales se creen zonas 30, aunque el Ayuntamiento no descarta crear una plataforma única de calles residenciales y con un limite de 20 kilómetros por hora.

De este modo, el equipo de Ahora Madrid cuenta con eliminar parte de los aparcamientos barrera, así como aumentar todas las aceras y, en las plazas con monumentos, crear recorridos en diagonal.

No obstante, estos planes se llevarán a cabo en la segunda mitad de la próxima legislatura, de ser reeditado el Gobierno municipal. "Si la Gran Vía ha sido el proyecto simbólico de la transformación de Madrid para esta legislatura, la Castellana tiene que ser el proyecto estratégico a partir de 2019, ha explicado Calvo en declaraciones a la Ser.

Cinco ejes

El documento con el que trabaja el Ayuntamiento se divide en cinco posibles tramos sobre los que actuar. El primero sería el del Paseo del Prado. Entre Atocha y Cibeles es el tramo con mayor valor patrimonial de Madrid.

El segundo es el de Paseo de Recoletos. Entre Cibeles y Colón, es uno de los tramos con mayor intensidad de uso del bulevar ajardinado. El tercero es el del Paseo de la Castellana, entre Colón y Nuevos Ministerios. El cuarto se comprende entre Nuevos Ministerios y Lima e incluye al conjunto de AZCA. El último se sitúa entre Lima y Plaza de Castilla, que incluye el Palacio de Congresos, el estadio Santiago Bernabéu, el Canal de Isabel II, el INE, los juzgados y el intercambiador de autobuses.

El escenario mínimo incorporaría prioridad peatonal, continuidad de autobús y bici en todo el Paseo con las modificaciones mínimas de ordenación del tráfico y de urbanización. Este escenario tendría como resultado previsible un menor alcance de disminución y desincentivación del tráfico por el Paseo.

El escenario óptimo sería más ambicioso. La prioridad peatonal y del transporte público estaría llevada a su máxima expresión e incorpora de un modo eficaz la bici como modo de transporte.

Para obtener una aproximación cuantitativa de los efectos sobre cada una de las redes de movilidad, se llevaría a cabo una modelización y simulación de las actuaciones planteadas en este esquema. Es decir, se haría una evaluación para precisar, modificar o marcar el ritmo de implantación de las propuestas.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es