11 de diciembre de 2019, 22:40:51
Transportes


Madrid, para peatones y ciclistas

Por Hayda Ramos

Cambia la manera de moverse por las calles y calzadas de Madrid. El Ayuntamiento ha presentado este viernes el borrador de la nueva ordenanza de movilidad. Pacificar el tráfico, mejorar la convivencia y aumentar la seguridad vial son los objetivos de un texto que busca, según el Área de Medio Ambiente y Movilidad, una capital más sostenible.


Peatones, coches, motos, bicicletas, aparcamiento, patines, monopatines, patinetes, VTC, taxis, autobuses, sillas de ruedas motorizadas... Nada ni nadie que se mueva por Madrid podrá 'escapar' de la futura Ordenanza de Movilidad Sostenible, cuyo borrador ha sido presentado este viernes.

El texto, que tiene en cuenta el Plan A y que ya ha recibido los primeros aplausos y las primeras críticas, introduce numerosas novedades. Uno de los principales cambios es la limitación de velocidad a 30 km/h en las calles que tienen un carril por sentido o un solo carril. La ordenanza recogerá una posibilidad que ya está en la normativa estatal: los peatones pueden cruzar una Zona 30 señalizada siempre que hayan comprobado que no hay riesgo ni entorpecimiento de la circulación.

Más limitaciones en cuanto a velocidad: en las zonas de plataforma única, en las que no hay diferencia entre calzada y acera, se podrá circular a un máximo de 20 km/h. No solo eso: además los peatones tendrán prioridad sobre los vehículos.

El coche, en segundo plano

Las bicicletas podrán circular en ambos sentidos en calles residenciales (aquellas con velocidad de 20 km/h o inferior), ciclocalles y red viaria local siempre que una señal así lo indique. La nueva ordenanza contempla la posibilidad de que los ciclistas giren a la derecha con el semáforo en rojo. De momento, es una de las medidas más controvertidas, pero, aclara el Consistorio, siempre tendría que estar indicada dicha posibilidad.

El registro de bicis será obligatorio para usos de carácter económico, como por ejemplo el servicio de alquiler. Además, los anclajes se instalarán preferentemente en la calzada y no sobre la acera. Esta ordenanza ya contempla los nuevos sistemas de bicicleta de alquiler sin base fija, en auge en la capital como alternativa a BiciMAD.

La gran novedad para las motos pasa por el aparcamiento: no podrán hacerlo en la acera si hay menos de 3 metros libres para el paso de peatones. En cualquier caso, estará prohibido donde haya banda de estacionamiento y en zonas señalizadas como de prioridad peatonal.

La nueva ordenanza madrileña regulará por primera vez los vehículos de movilidad urbana (plataformas de una o dos ruedas y patinetes con motor; 'segway' y patinetes eléctricos; bicicletas con cesta grande, bici pasajeros, trixie, bici con pasajero mirando hacia atrás y bicicleta con cesta para distribución de mercancía). Sus conductores tendrán que tener al menos 16 años y no podrán circular con auriculares. Se les exigirá seguro y casco cuando estén destinados a actividades económicas. La velocidad máxima estará limitada a 20 km/h.

Los monopatines solo tendrán uso deportivo y no podrán circular por calzadas, aceras, zonas peatonales y vías ciclistas, mientras que los patines y patinetes sin motor podrán ir por las aceras a ritmo del peatón y por los carriles-bici. Asimismo, Madrid prohibirá las 'bicibarras' y las bicicletas que transporten a más de dos ocupantes.

Paradas y aparcamientos

El Ejecutivo de Ahora Madrid también quiere regular la parada de taxi en carril bus-taxi para subida y bajada de viajeros por un tiempo máximo de dos minutos, pero no permitirá, ni a taxis ni a VTC, la parada para esperar dentro del vehículo al cliente.

También habrá novedades en el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER). Está previsto que hospitales y otros centros puedan solicitar la creación y regulación de aparcamiento en ámbitos sanitarios y de larga estancia.

Asimismo, los 'parkings' públicos tendrán la obligación de informar en tiempo real de su nivel de ocupación. Otra de las grandes novedades serán las Zonas de Aparcamiento Vecinal: en barrios sin SER que colinden con otros que sí lo tengan implantado, los vecinos podrán solicitar que se reserve un porcentaje de su espacio para no tener que pagar y, además, sortear la sobresaturación de quienes hasta ahora aprovechan esas plazas.

Personas con movilidad reducida

Más medidas: las personas con movilidad reducida tendrán prioridad para acceder a la reserva de plazas de aparcamiento público y se intensificará la vigilancia para que se respeten sus plazas en centros comerciales y de ocio.

El uso de sillas de ruedas motorizadas estará permitido en zonas peatonales y aceras bici cuando su ocupante sea titular de tarjeta de estacionamiento para personas con movilidad reducida. En el transporte público colectivo se protegerá especialmente la accesibilidad universal a paradas y autobuses.

De momento, la futura Ordenanza de Movilidad Sostenible es solo un borrador. Pero, previsiblemente, será una realidad en los próximos meses. A partir de ahora habrá reuniones para abordar todas las perspectivas de los colectivos implicados. Tras ser aprobada en Junta de Gobierno, algo previsto para marzo o abril, se someterá a un proceso de información pública. Finalmente, será elevada a Pleno. Tras obtener luz verde, Madrid se moverá de otra manera.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es