7 de diciembre de 2019, 13:41:22
Distritos


A prisión por tirar por una ventana a una mujer en Barajas

Por MDO/E.P.

Un hombre de 57 años ha sido enviado a prisión por matar a una mujer arrojándola por la ventana en una vivienda de Barajas. Eso sí, la actual legislación no lo considera un delito de violencia de género por la profesión de ella: prostituta.


El Juzgado número 32 de Madrid ha enviado a prisión, comunicada y sin fianza, al hombre de 57 años y origen paraguayo acusado matar a una mujer prostituta arrojándola por una ventana de una vivienda de Barajas.

Desde el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) han informado de que sobre el arrestado pesa la imputación inicial de la supuesta comisión de un delito de homicidio, sin perjuicio de que esta calificación provisional pueda ser modificada según se vayan practicando las correspondientes diligencias de investigación judicial.

Los hechos tuvieron lugar a las cinco horas del viernes, cuando los agentes recibieron una llamada alertando de gritos y forcejeos en un domicilio de la calle Alaró. Cuando la Policía se personó en la dirección, encontraron a una mujer, de 27 años y nacionalidad paraguaya, tendida en la vía pública.

Inmediatamente, los agentes trataron de reanimar a la joven mientras los efectivos de Samur-Protección acudían al lugar, pero finalmente la joven falleció por las heridas sufridas tras entrar en parada cardiaca.

A continuación, los agentes se dirigieron al domicilio objeto de la denuncia y pudieron comprobar signos de forcejeo y pelea en la vivienda, por lo que procedieron a la detención de un hombre de 57 años, de origen paraguallo y nacionalidad española.

El arrestado pasó el sábado a disposición judicial. La jueza del número 32 de Instrucción, de guardia de detenidos, tomó la decisión de enviarle a prisión comunicada y sin fianza acusada de un delito en principio de homicidio. Ahora, la Policía está estudiando el resultado de la autopsia preliminar, que apuntan a lesiones anteriores a la caída.

Según han indicado fuentes de la investigación, la víctima y el supuesto agresor se habrían conocido esa misma noche. Ella era prostituta por lo que no se considera, con la legislación actual, un caso de violencia de género, aunque asociaciones pro derechos humanos reclaman que un cambio en este sentido.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es