22 de mayo de 2019, 8:59:27
Carabanchel


Acosadas en la línea 11 de Metro

Por MDO/E.P.

La Policía Nacional ha detenido a un hombre por acosar a dos adolescentes durante un trayecto de Metro entre San Francisco y Plaza Elíptica. El individuo insultó, persiguió y tocó a las menores, que grabaron la situación. Según los agentes, el arrestado es un viejo conocido y está diagnosticado de un trastorno mental.


La Policía Nacional detuvo el pasado martes en Plaza Elíptica a un hombre tras acosar y practicar tocamientos a dos adolescentes durante un trayecto de Metro, ha informado una portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Los sucesos comenzaron en la estación de San Francisco, en la línea 11 de Metro, en el distrito de Carabanchel. Las dos chicas se montaron en un tren y comenzaron a ser acosadas sexualmente por un hombre de mediana edad, que les profería todo tipo de obscenidades. Según denunciaron las chicas a la Policía, durante el trayecto solo les defendió otro menor, de 17 años, al que el acosador también insultó en repetidas ocasiones.

Persecución

Los tres menores bajaron en la estación de Plaza Elíptica y el hombre comenzó a perseguirles. En un momento dado, mientras subían las escaleras, se abalanzó contra una de ellas, le bloqueó la salida y le tocó desde los pechos hasta el ombligo, ha explicado la víctima a Telemadrid.

Entonces, el joven quiso atraer su atención mientras que las chicas llamaban a la Policía. Sin embargo, el hombre intentó tirarle por las escaleras y volvió a por las adolescentes. Entonces, trató de besar a la otra cogiéndole de la cara delante de un vigilante de seguridad, pero ésta se zafó.

Gracias a la rápida actuación de la Policía, los agentes detuvieron al hombre justo antes de que abandonara el lugar en un autobús. Se trata de un viejo conocido, vecino del barrio de Carabanchel Alto y diagnosticado de un trastorno mental. La Unidad de Familia y Mujer (Ufam) de la Policía Nacional de Madrid se ha hecho cargo de las pesquisas.


Vídeos en las redes sociales

Las víctimas han subido a las redes sociales varios vídeos de lo sucedido, en los que denuncian que a pesar de encontrarse a unas 30 personas pos su camino, salvo el chico de 17 años, ni viajeros ni trabajadores del Metro salieron en su ayuda. Ahora tienen miedo de que les vuelva a suceder, ya que es vecino del barrio.

"Los más indignante de todo es que nadie tuvo el valor de ayudarnos y se dedicaron a mirar, al igual que hizo el servicio de vigilancia, el cual consistió que siguiera increpándonos. Cuando yo insulté al energúmeno, el vigilante le respondió: 'no le insultes porque va a ser peor para ti. Esto por suerte ha quedado en un desagradable susto para nosotros y una gran decepción ante la poca solidaridad de la gente, la cual luego anda por las redes sociales defendiendo a las mujeres, cuando luego no es capaz de actuar cuando realmente hay que hacerlo", ha manifestado el chico de 17 años en su Facebook.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es