13 de diciembre de 2019, 14:18:41
Municipios


El alcalde de Coslada defiende su inocencia después de ser imputado

Por MDO/E.P.

Ángel Viveros ha manifestado estar "tranquilo" tras su citación a declarar por la cesión de una licencia de edificación en una parcela que ocupaba parte de un yacimiento prehistórico. El regidor lamenta que no se especifique el delito por el que se le imputa.


El alcalde de Coslada, Ángel Viveros (PSOE), ha defendido este miércoles que actuó "conforme a la legalidad" al ceder la licencia de construcción de un centro comercial sobre yacimientos prehistóricos, en la zona denominada El Calvario en el año 2010.

En un burofax oficial se cita a declarar junto al primer edil a tres de sus concejales Iván López Marina, Mª Del Rosario Arroyo Lázaro y Mª Teresa González Ausín, al el exalcalde y portavoz del PP, Raúl López Vaquero, y al exportavoz de IU-CM y actual edil sin grupo, Pedro San Frutos Pérez. Asimismo, se cita a los tres exediles Ana Belén Guillén Pablo, Manuel Torrús Castilla y Antonio Murillo y al arquitecto municipal José Luis Alonso Dávila.

El alcalde ha declarado que "está tranquilo" y que actuó "conforme a la legalidad", ya que en la Junta de Gobierno de entonces, que estaba formada por cuatro partidos PP, PSOE, U-CM y la Plataforma de Izquierdas de Coslada (PIC), se aprobó dar esa licencia para la construcción del centro comercial "porque los informes técnicos no decían lo contrario, ni que no se pudiera construir" y se aprobó "porque el expediente estaba completo".

Asimismo, Viveros ha explicado que el Ayuntamiento vio que el expediente estaba completo, y si hacía falta algún informe más no se determinó por los servicios técnicos de la Comunidad de Madrid. "Se aprobó por la Consejería y nosotros lo que hacemos es en 2010, cuando esta empresa solicita una licencia, es otorgarla con todos los informes técnicos favorables", ha insistido el regidor.

Por otro lado, el alcalde ha lamentado que en la cita a declarar no se especifique el delito por el que se les imputa. Esto, a su juicio, "genera confusión e indefensión".

"Nos sorprende que ahora en una cuestión más técnica que política se nos cite sin indicarnos qué tema es por el que se nos convoca a declarar en calidad de investigado, sin especificar un presunto delito. Nos parece sorprendente y genera confusión e indefensión. Estamos deseosos de declarar lo antes posible, en febrero, para que se aclare todo y que se resuelva en los términos favorables", ha concluido.

Estas diligencias parten de una investigación solicitada por la Fiscalía de Medio Ambiente y tiene que ver con una parcela de unos 30.000 metros cuadrados que ocupaba parte del antiguo yacimiento prehistórico de El Calvario. El Ayuntamiento de la localidad en el año 1992 había requerido a la Comunidad de Madrid declararlo Bien de Interés Cultural (BIC).

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es