21 de septiembre de 2019, 13:52:12
Efemérides

TAL DÍA COMO HOY


Fallece Alberto Aguilera, el alcalde de los desvalidos

Por MDO

Los madrileños vivieron un día de Navidad amargo el 25 de diciembre de 1913. Alberto Aguilera, alcalde de la capital hasta en tres periodos, fallecía en su casa de la calle Magadalena dejando tras de sí una imborrable huella en la memoria de los vecinos más desfavorecidos de Madrid.


El valenciano Alberto Aguilera y Velasco (7/8/1842 - 25/12/1913) tuvo su primer contacto con la política madrileña en 1983, año en el que este licenciado en Derecho por la Universidad de Madrid (actual Complutense) inició el primero de los cuatro periodos en los que estuvo al frente de la Gobernación de la capital, coincidiendo con la regencia de María Cristina de Habsburgo-Lorena.

Un par de décadas después, Aguilera se convertía en alcalde de Madrid. Era el año 1901 y el político, consciente de la necesidad de continuar con la construcción de las principales arterias de la capital. Así, en el primero de sus cuatro mandatos, continuó la prolongación de la calle Barquillo, trazó los antiguos bulevares de Sagasta, Carranza y Areneros (hoy calle Alberto Aguilera) y abrió la conexión de Recoletos con Bárbara de Braganza hasta la citada Sagasta.

El embellecimiento de la ciudad también fue objeto de preocupación para Alberto Aguilera y la instalación de estatuas conmemorativas a grandes figuras de la política, la literatura y las artes como Lope de Vega, Quevedo, Goya, el Marqués de Salamanca, Bravo Murillo o Agustín de Argüelles.

Sin embargo, la obra a la que el exalcade dedicó no solo su tiempo, sino su dinero fue la construcción del asilo Santa Cristina, un hogar para los más necesitados, aquellos que encontraron en Aguilera un protector. Para ello, mandó levantar 40 pabellones en un amplio terreno cercano a Ciudad Universitaria en los que se crearon talleres de diferentes oficios para intentar la reinserción social y laboral de personas sin recursos o mendigos. Una huerta, una iglesia y viviedas para las Hermanas de la Caridad completaban el recinto.

Tal como publicaba el diario ABC de la época, una suscripción popular encabezada por el propio alcalde, fue el método elegido para recaudar los fondos necesarios para su apertura. Las 60.000 pesetas aportadas por Aguilera, pusieron el primer grano de arena para que su proyecto se convirtiera en realidad y diera cobijo a más de 600 personas.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es