25 de septiembre de 2021, 0:30:30
Política

ELECCIONES CATALANAS


¿Abocados a unas nuevas elecciones aun antes del 21-D?

Por Diariocrítico

El panorama político en Cataluña está muy dividido. A falta de la jornada de reflexión, los distintos candidatos cierran este martes la campaña electoral con un intercambio mutuo de vetos y reproches que hacen temer que tras la jornada del 21-D sólo pueda salir una repetición de elecciones.


Los antiguos socios de gobierno de la Generalitat, Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, llegan muy distanciados a la cita con las urnas puesto que ambos reclaman para sí la presidencia.

Ambos se han intercambiado pullas indirectas sobre su situación personal: en Bruselas el primero, en prisión el segundo. "Estoy aquí porque no me escondo", aseguró el candidato de ERC entrevistado en 'RAC 1'. A lo que Puigdemont contestó en Catalunya Ràdio que está en la capital europea por "lo mismo", ya que entiende que esa era la única forma de defender la presidencia. "Si el 'president' fuese Montilla y le aplicasen el 155, yo no me aprovecharía de su situación para ser presidente", apuntilló.

Con este cruce de reproches entre los cabeza de lista de ERC y Junts per Catalunya, las formaciones independentistas han cerrado la campaña escenificando las distintas rutas que proponen para dar continuidad al procés.

Si bien Junts per Catalunya no ha renunciado a la unilateralidad como última vía para alcanzar la independencia, Esquerra sí ha incluido en su programa que su estrategia pasa por la negociación bilateral con el gobierno español (pese a las declaraciones de algunos de sus dirigentes).

Este martes, una buena parte de candidatos de ERC -entre los que se encontraban Marta Rovira, Joan Tardà, Raül Romeva, Carme Forcadell- se desplazaron a la cárcel de Estremera como acto simbólico para exigir la libertad de los ex consellers Junqueras y Forn, así como de los Jordis. A las puertas de la prisión se concentró la plataforma de ultraderecha Hogar Social Madrid para boicotear el acto electoral con gritos de: “No nos engañan, Catalunya es España” o “¿Dónde está el gordito?”.

Por su parte, Puigdemont afirmó en una entrevista concedida a 20 Minutos que considera compatible el trámite de recoger su acta de diputado, en caso de salir elegido el 21-D, con su 'exilio' en Bruselas puesto que no requiere su recogida en un lugar fijo. Asimismo, argumenta que podría acudir al debate de investidura si Moncloa así lo estimase oportuno a pesar de la orden de detención en su contra, basándose en las polémicas declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que pareció atribuirse el 'éxito' del "descabezamiento" del independentismo.

En cualquier caso, de no obtener una mayoría absoluta entre las dos formaciones la elección del presidente o presidenta de la Generalitat no sería su único quebradero de cabeza ya que la CUP ya ha anunciado que venderá caro su apoyo a la investidura.

La CUP: sólo habrá apoyo si hay unilateralidad

La formación anticapitalista podría volver a jugar un papel clave para la gobernabilidad de Cataluña, pero su apoyo en un debate de investidura saldrá caro. Distintos dirigentes de la CUP han afirmado que el respaldo de sus diputados estará condicionado a no renunciar a la unilateralidad para alcanzar la independencia puesto que entienden que de lo contrario se estaría incumpliendo el mandato del 1-O. Además, afirman que impondrían en sus condiciones un plan de política social.

Arrimadas reclama el voto para el 'constitucionalista' más votado

La candidata de Ciutadans, Inés Arrimadas, suena como una de las favoritas de las encuestas. Sin embargo, la suma con el PP no parece que vaya a ser suficiente para convertirla en presidenta. Por ello, reclama el voto de los indecisos y manda un recado a los socialistas catalanes, a los que advierte de que el electorado no les perdonaría que no pudieran formar un gobierno transversal si suman sus escaños.

Preguntada en 'la Sexta' por los posibles pactos poselectorales. Arrimadas asegura que lo importante es que ERC, PSC y los Comunes no sumen. De esta manera, Ciutadans se plantearía negociar una abstención de los Comunes a cambio de priorizar políticas sociales. Algo que a día de hoy parece poco probable.

Iceta: "Un independentista, yo o elecciones"

El candidato del PSC a la Generalitat, Miquel Iceta, ha insistido este martes en su apuesta para el 21-D bajo la que sólo contempla tres escenarios posibles: ser investido president; que un independentista logre ser investido president o una repetición de elecciones.

En un desayuno organizado por 'El Periódico', Iceta volvió a ser tajante al afirmar que no piensa valorar la posibilidad de apoyar a Inés Arrimadas en una sesión de investidura, incluso si Ciutadans fuese la fuerza no independentista más votada.

Expresamente, Iceta ha reclamado el apoyo a su candidatura a Ciutadans y al PP, y ha pedido la abstención de Catalunya en Comú-Podem, en caso de que el independentismo no logre mayoría absoluta.

Los comunes vetan a PP y Ciutadans

El candidato de Catalunya en Comú Podem, Xavier Doménech, reclama un pacto nacional para Cataluña. Arrebató a Iceta el auto-calificativo de 'candidato Borgen', en alusión a su apuesta por un gobierno transversal dirigido por una formación que pudiera no ser de las más votadas.

Reivindica un pacto progresista que vaya incluso más allá de las siglas políticas para recuperar el discurso social como contraposición al PP. Asimismo, rechaza abiertamente apoyar "por activa o por pasiva" a Inés Arrimadas como candidata a la presidencia de la Generalitat.

Es decir, tal y como confirmó el propio Doménech en 'La Sexta', los comunes no se abstendrían en favor de una hipotética alianza 'constitucionalista' si lleva al frente a Ciutadans. En cambio sí baraja como un escenario deseado su candidatura a la presidencia de la Generalitat apoyada por ERC, PSC y una eventual abstención de la CUP, pese a sus diferencias con la hoja de ruta soberanista.

El PP se aferra al voto oculto

El candidato popular, Xavier García Albiol, se aferra al voto oculto -se calcula que podría haber 1 millón de indecisos- que no queda reflejado en las encuestas para pronosticar que las fuerzas 'constitucionalistas' sumarán el 21-D.

Si bien el aspirante del PP catalán asegura en una entrevista concedida a 'El Mundo' que cree que Iceta se inclina más hacia un tripartito con ERC y los comunes, Abiol dice estar esperanzado en que el PSOE de Pedro Sánchez haría cambiar de opinión a su socio catalán para que junto con Ciutadans se articulase un gobierno de oposición al independentismo.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es