7 de diciembre de 2019, 23:46:17
Distritos


Murgui y Arce le dan "la vuelta al mapa de Madrid" en Usera

Por Hayda Ramos

Han sido dos meses muy intensos. Tanto que todos los alumnos de dos cursos que ahora terminan en el distrito de Usera gracias al Fondo de Reequilibrio Territorial del Ayuntamiento de Madrid celebran lo aprendido y lamentan su fin.


Los beneficiarios de esta intervención socio-comunitaria han sido vecinos del barrio de La Perla en desempleo o situación de exclusión social que, gracias a esta iniciativa municipal, han mejorado sus posibilidades de inserción laboral y su entorno con formación ocupacional remunerada.

Gema, Susana y Estrella son tres de las quince personas que han adquirido conocimientos de pintura, albañilería, fontanería, pintura... Es decir, 'Conserjería y mantenimiento integral de edificios'. Aprendieron teoría y llevaron esos conocimientos a la práctica: han mejorado espacios comunes de algunos edificios del barrio, como fachadas, portales, pasillos, escaleras o cuartos de basuras. Durante los dos meses que ha durado la formación (200 horas) tanto los alumnos como sus vecinos han podido comprobar los avances.

"Antes la electricidad me daba miedo; ya no, o al menos no tanto como antes...", cuenta Gema a Madridiario. Ha aprendido "mucho, muchísimo", pero se muestra "muy agradecida" porque, además, el curso le ha ayudado a superar un golpe de esos muy duros que a veces da la vida. Junto a ella, casi siempre a su lado, su amiga Susana: "Hemos aprendido mucho, nos hemos ayudado entre todos, nos hemos animado...", explica "casi entre lágrimas": "Hemos hecho un muy buen grupo", resume.

"Ya no somos solo vecinos"

El otro curso impartido durante esta intervención socio-comunitaria en La Perla ha permitido a otras quince personas aprender ofimática: ha sido impartido en las instalaciones del Albergue San Fermín. Helen es una de las alumnas: "Hemos aprendido a buscar empleo, sellar el paro, pedir cita con el médico, Power Point o Word", explica con orgullo. También destaca la relación que ha nacido entre compañeros: "Ya no somos solo vecinos que solo nos conocemos para decirnos 'hola' y 'adiós'".

Por lo aprendido y por lo vivido todos los alumnos coinciden: piden al Ayuntamiento más cursos para adquirir nuevos conocimientos y afianzar las relaciones entre compañeros y vecinos. También es el deseo compartido por responsables, profesores y desde el Consistorio.

Murgui y Arce celebran lo conseguido

El delegado de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social ha destacado este martes "la importancia que tienen este tipo de proyectos", ya que "las cosas se transforman poco a poco". "Algunos nos conocemos de cuando veníamos a parar desahucios. Estábamos en un portal y ahora estamos viendo cómo se ha mejorado el portal gracias a los vecinos del barrio", ha relatado Nacho Murgui, que pudo ver los resultados de la intervención junto a Rommy Arce. "Me enorgullece presentar este proyecto nacido desde abajo", afirmó la concejala-presidenta de Usera, que describió así el objetivo: "Poco a poco ir dándole la vuelta al mapa de Madrid".

La iniciativa ha contado con un presupuesto de 200.000 euros. ¿El objetivo? Mejorar las condiciones de vida de los residentes de los pisos que la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo tiene en el entorno de la calle Oligisto. "Recogemos la propuesta [de organizar nuevos cursos y continuar con la formación ocupacional] y haremos todo lo posible", afirmaron los dos ediles de Ahora Madrid. La pena por acabar se mezcló entonces con la alegría de seguir: "A ver si es verdad", suspiran Gema y Susana.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es