23 de julio de 2019, 13:29:13
Cultura y ocio


El viejo cine Odeón se convertirá en un hostel

Por Antonio Castro

El cine Odeón de la calle de la Encomienda, cerrado desde hace décadas, está siendo demolido. En su solar se levantará un hotel de bajo coste.


La última actividad que registró este viejo cine, próximo a la plaza de Tirso de Molina, fue la de plató para grabación de series televisivas. El cine desapareció hace más de treinta años.

En este solar entre las calles Encomienda y Juanelo hubo otro local de variedades y cine de ínfima categoría, abierto en 1904 con el nombre de Encomienda. Allí debutaron en la Corte artistas como Luis Esteso, Raquel Meller o Edmond de Bries (Arsenio Marsal), uno de los pioneros del transformismo en España. El viejo salón sufrió numerosas transformaciones hasta que fue derribado en los años cuarenta del pasado siglo. Sobre su solar se edificó otro cine, bautizado con el nombre de Odeón e inaugurado el 10 de marzo de 1951. Era de sesión continua y las proyecciones comenzaban a las cinco de la tarde. Se podía entrar por Juanelo o por Encomienda. En ese momento era propiedad de Julián Reyzábal.

El productor Salvador Colladó entabló negociaciones con esa empresa tras el abandono de la televisión para intentar reabrirlo como teatro. No prosperaron por el desinterés de los propietarios. Originalmente tenía más de 1.000 localidades distribuidas en patio de butacas, entresuelo y anfiteatro. Como en casi todos los cines Reyzábal contaba con una gran escalera central y un hermoso ambigú. El inmueble también recibió la visita de los ocupas. Tras desalojarlos se tapiaron todos sus huecos a la calle.

En los últimos días han comenzado en el interior del recinto los trabajos de demolición que, según se anuncia en la fachada, será total. Así mismo se informa que se construirá un nuevo edificio para la actividad de hostel promovido por la empresa Forter Unicorp Spain. No hay plazos para el inicio de esta nueva actividad. Según fuentes de la empresa el proyecto está presentado a la espera de la obtención de las licencias municipales. A partir del momento en que esté autorizado estiman que la construcción del nuevo inmueble podría llevar unos veinte meses.

Actualmente este barrio, en la entrada de Lavapiés, ya no tiene ningún cine, aunque sí varios teatros, entre ellos el vecino Pavón de la calle Embajadores. Los más próximos son los Ideal (cuya reforma va muy avanzada) y el Doré de la calle Santa Isabel, sede de la Filmoteca. Han desaparecido el cine X de la calle Duque de Alba, el Coliseo Lavapiés de la calle Ave María, el Embajadores, en el número 55 de dicha calle, el Lavapiés de la calle Tribulete, el Olimpia, transformado en teatro y derribado para edificar el Valle Inclán, el Ribera, en la Ribera de Curtidores, 31 o el San Cayetano, de Embajadores, 29. En la primera década del siglo XX también hubo algunos barracones para cine en calles como Valencia, Magdalena o la plaza del Progreso (hoy Tirso de Molina).

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es