23 de noviembre de 2019, 1:32:34
Política


Puigdemont se 'atrinchera' en Bruselas: no acudirá a la citación de la Audiencia Nacional

Por Diariocrítico

El ex president de la Generalitat Carles Puigdemont no tiene intención de acudir a la Audiencia Nacional pese haber sido citado para comparecer como imputado por rebelión, sedición y malversación de fondos públicos.


El abogado del ex president de la Generalitat, Carles Puigdemont, Paul Bekaert, ha confirmado que su cliente no va a comparecer ante la Audiencia Nacional después de que la juez Carmen Lamela le citase junto al resto de su gobierno para los días 2 y 3 de noviembre. Bekaert, que tampoco ha descartado que la jueza Carmen Lamela dicte prisión preventiva, asegura que intentará que Puigdemont comparezca ante la justicia desde Bélgica.

Según informa Diariocrítico, el letrado habría confirmado en una televisión holandesa que Puigdemont pretende recurrir desde Bélgica cualquier petición de extradición que pueda plantearse por la causa abierta en España a raíz del desafío independentista.

Esta misma mañana, Puigdemont habría sido cuestionado por la prensa a la salida de su hotel en Bruselas sobre su intención de comparecer ante la Audiencia Nacional, según informa 'Antena 3', no obstente, no quiso desvelar su estrategia limitándose a asegurar que a día de hoy no le había llegado ninguna citación judicial. De hecho, Jaume Alonso-Cuevillas, también abogado del ex presidente de la Generalitat, habría informado a través de 'Catalunya Ràdio' que sólo el ex conseller de Territorio, Josep Rull, recibió en la noche del martes la citación de la Audiencia Nacional.

Orden de detención europea

Si finalmente Puigdemont no acude a la Audiencia, la Fiscalía previsiblemente pedirá a la juez que acuerde una orden de dentención europea -más ágil que la extradición y utilizada entre países miembros de la Unión Europea- que Bélgica procedería a estudiar.

Para proceder a la detención, los delitos que se achacan al expresidente catalán tienen que estar tipificados en el ordenamiento jurídico belga para ser posteriormente puesto a disposición judicial. Sería entonces cuando podría recurrir su extradición, algo que podría prolongar la resolución final hasta 60 días después de su detención. Entre los motivos que Bélgica puede esgrimir para negarse a cumplir la euroorden está la razonada creencia de una vulneración de los derechos fundamentales.

Puigdemont ya aseguró en una comparecencia pública el martes que no tiene intención de pedir asilo en Bélgica y que no se escondería de la Justicia, al tiempo que advirtió que sólo regresaría cuando se dieran "garantías".

Por su parte el exconseller de Interior y la consellera de Trabajo cesados, Joaquim Forn y Dolors Bassa, que acompañaron a Puigdemont a Bruselas, sí regresaron a las 23h del martes a Barcelona.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es