8 de diciembre de 2019, 11:21:29
Opinión


La alcaldesa olvidadiza

Por Ángel del Río


La Semana de la Movilidad ha pasado con más pena que gloria; con menos movilidad y con mayores atascos que otra semana cualquiera. Me lleno de razón cuando digo que este tipo de celebraciones, no sirven para nada, y por el contrario, parece que aumentan la desobediencia del ciudadano para con aquellas recomendaciones oficiales, cuyo incumplimiento no acarrea sanción. Que la alcaldesa no le pida más a los madrileños que dejen el coche en casa y se suban al transporte público, porque, primero hay que predicar con el ejemplo, y ella no lo ha hecho.

El pasado viernes se celebraba el Día sin Coches, y ella, en clara prueba del poco interés personal que presta a tal acontecimiento, se olvidó de ello, y se montó, tan ricamente, en su coche oficial para trasladarse desde el Ayuntamiento a la Gran vía. A mitad del camino cayó en la cuenta, o la hicieron caer, que desde el consistorio que preside, llevaban varias jornadas recordando a los madrileños que estábamos en Semana de la Movilidad, y dentro de ella, en el Día sin Coches. Pero a Manuela Carmena - ¡ay, frágil memoria!- se le había olvidado, y para enmendar la metedura de pata, se bajó de su coche oficial, y se subió al autobús.

Pero ya era tarde. La alcaldesa, tan celosa con la Memoria Histórica, había padecido un estado transitorio de desmemoria, que será histórico.

¿Se imaginan que hubiera pasado si ese olvido le hubiera ocurrido a Ana Botella, cuando era alcaldesa? La ciudad se habría llenado de pancartas exigiendo su dimisión, y la oposición la habría lapidado con una tormenta de descalificaciones. ¿O no?

A ver cómo, a partir de ahora, Carmena convence a los ciudadanos para que dejen el coche en casa y utilicen el transporte público. Bueno, sí, les convencerá por la fuerza, cerrando, como pretende, todo el centro de Madrid al tráfico privado. ¿También a su coche oficial? Quizá se le olvide.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es