19 de junio de 2019, 21:06:05
Transportes


La millonaria guerra al socavón de la Comunidad, "a la carta"

Por Javier García Martín

La Comunidad de Madrid ha anunciado un macroplan para reparar hasta el 40 por ciento de sus más de 2.000 kilómetros de red viaria en solo tres años. Ahora bien, nada se sabe aún de los detalles de esta 'operación asfalto' a gran escala. El Ejecutivo aún no ha elaborado un proyecto al detalle, pero defiende el cambio de método que implica este anuncio para que la pavimentadora vaya, en el futuro, a los puntos concretos que hay que parchear.


Un máximo de mil kilómetros y 60 millones de euros para gastar entre 2018 y 2020. Visto desde lejos, el nuevo Plan de Mejora del Firme de la Red de Carreteras que aprobó el Consejo de Gobierno el martes es poderoso. El Gobierno de Cristina Cifuentes pretende triplicar las revoluciones de la pavimentadora, que hasta ahora giraba a ritmo de cien kilómetros al año.
Sin embargo, el embrionario plan nace sin proyecto. En la Consejería de Transporte no tienen aún nada detallado. La inversión no está dirigida a un catálogo de tramos, explican desde el organismo que dirige Pedro Rollán, sino que se trata más bien de un fondo del que irán tirando según convenga.
Ocho áreas de mantenimiento
Para eso, la Comunidad trasladará la responsabilidad de decidir qué se asfalta y qué no a las demarcaciones, unidades técnicas que trabajan en cada uno de los ocho paquetes de viales en los que se divide el mapa de carreteras regionales. El Ejecutivo sostiene que, por primera vez, el diseño de las obras será "a la carta", localizando los trabajos en los puntos afectados.
En total, hasta mil (redondos) kilómetros susceptibles de mejora que la Comunidad cifra con más márquetin que calculadora.
Hasta ahora, las inversiones del Ejecutivo en carreteras se han destinado a reformar carreteras o tramos completos y no las heridas puntuales que podían contener. Por ejemplo este año se ha mejorado todo el firme, del tirón, de la M-510 entre Valdemorillo y Navalagamella o los 16 primeros kílómetros de la M-513
Cortes más breves
La Comunidad pretende así que los 60 millones aprobados cundan más. Las obras que poblarán durante tres años la región serán más rápidas, específicas y generarán menos molestias al tráfico, defiende la Consejería.
Ahora bien, en ningún caso será un diseño municipalista. Las aportaciones que puedan hacer los ayuntamientos ribereños a estas carreteras serán recibidas como tal, como consejos. Los consistorios podrán tener voz, pero no voto en las decisiones sobre esas ocho áreas de mantenimiento.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es