15 de diciembre de 2019, 10:15:30
Social


Un centro para adolescentes adictos a las tecnologías

Por MDO

La Comunidad de Madrid ha aprobado una inversión de 330.000 euros para reconvertir un inmueble en Puerta del Ángel en un pionero centro para tratar a adolescentes adictos a las nuevas tecnologías. Este servicio, público, empezará a funcionar en 2018, aunque aún no hay previsión de plazas.


El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes un gasto de 330.323 euros durante dos años para lanzar un centro especializado para atender a adolescentes de entre 12 y 17 años adictos a las nuevas tecnologías.

Según ha señalado la presidenta regional en la rueda de prensa posterior, este espacio ofrecerá terapias de grupo e individuales además de tareas de prevención.

El mal uso de las nuevas tecnologías, según el Ejecutivo regional, puede desembocar en "aislamiento social, bajo rendimiento escolar, relaciones sociales insatisfactorias, acceso a contenidos inapropiados, contacto de riesgo con desconocidos, suplantación o pérdida de identidad, o problemas como ciberacoso, sexting y grooming".

Tres posibles 'accesos'

Aunque el plan es que entre en funcionamiento en enero de 2018 por el momento quedan algunas dudas. Se conoce la ubicación -un inmueble ya existente en la plaza de Santa Cristina, en Puerta del Ángel- y el número de trabajadores iniciales: un coordinador, seis terapeutas (dos con jornada completa), y un auxiliar administrativo.

No obstante, queda por determinar cómo serán derivados los adolescentes a estas terapias, que se prolongarán durante varias sesiones por semana. "Hay que definir los procedimientos", ha reconocido la propia presidenta. En principio, "cualquier familia podrá acudir directamente", pero la vía preferente parece que serán los centros escolares y sanitarios, si bien todavía queda por desarrolar una reglamentación que lo sostenga.

Tampoco existe una "previsión" de a cuántos sujetos se podría atender. Cifuentes se ha comprometido a ajustar "plantilla y horarios" a las necesidades, lo que supondría el aumento de la inversión aprobada.

Terapias de grupo

Según ha informado el Ejecutivo regional, en el centro se trabajará mediante el desarrollo de procedimientos de terapia grupal con un mínimo de cinco miembros y un máximo de quince, con una periodicidad mínima semanal, acompañada por el seguimiento individualizado de la intervención con cada adolescente y complementada con la celebración de sesiones con la familia "al objeto de devolver la intervención a las familias facilitándoles una orientación y el fortalecimiento del vínculo para lograr una mejor integración familiar y social que facilite la superación de los problemas
presentes y futuros".

Concretamente, en la terapia grupal se trabajará el área comportamental (horarios, sueño, afectivo/emocional, miedos o complejos), el área cognitiva (toma de decisiones, conflictos o valores) y el área social (identidad social, grupos de referencia, estereotipos o prejuicios), ha explicado la Comunidad de Madrid.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es