13 de noviembre de 2019, 12:14:59
Cultura y ocio


Adiós a la historia de TVE

Por Antonio Castro

En octubre de 2015 se anunció la venta de la sede histórica de RTVE, que un 28 de octubre de 1956 dio vida al primer canal de televisión español.


El 28 de octubre de 1956 comenzó la historia de Televisión Española con la primera emisión desde los estudios del Paseo de la Habana. Estaba bajo el control del entonces Ministerio de Información y Turismo y se estimaba que solo había en ese momento unos trescientos receptores. Solamente emitía una cadena. En el Paseo de la Habana, en un chalé de reducidas dimensiones, comenzó nuestra televisión. Al principio todo se hacía en directo. El único plató estaba en el sótano del edificio, con una salida al patio para poder mover los decorados. En la primera planta se localizaba el control. El resto de las dependencias eran para las redacciones, dirección y administración.

Allí se desarrolló toda la programación hasta la inauguración en 1964 del gran complejo de Prado del Rey, donde se sigue trabajando y donde están los estudios de Radio Nacional de España.

Las reducidas dimensiones del Paseo de la Habana provocaron que fuera teniendo cada vez menor actividad. En la década de los ochenta se emitían desde allí las programaciones regionales de Madrid, Extremadura y Castilla-La Mancha. Cuando estas dos últimas comunidades tuvieron sus centros propios, quedó solamente TVE-Madrid. Pero sus emisiones y trabajadores también fueron trasladados al edificio de Torrespaña. El histórico chalé se quedó como sede del consejo de administración del Ente Público.

En octubre de 2015 se anunció que la sede histórica había sido vendida a una inmobiliaria por algo más de 10 millones de euros. RTVE ya se había desecho con anterioridad de otros estudios históricos, los Buñuel, cercanos al Paseo de la Habana.

Además de la desaparición de un edificio ligado a la televisión en España para construir pisos sobre su solar, este derribo tiene para mí una connotación sentimental. En octubre de 1987 comencé a presentar en él los programas madrileños, tras una etapa de varios años en Pamplona. Allí estábamos, a las órdenes de Juan de la Cruz, Jana Escribano, Julio César Fernández, Conchita Rin, Pepe Marín, Yolanda Flores, José Luis Montero, Roberto Gómez… También emitíamos casi toda la programación en directo.

Como todavía no había comenzado a emitir las cadenas privadas y autonómicas, por el pequeño plató desfilaron todas las personalidades madrileñas y nacionales de aquella década. Éramos un equipo humano relativamente reducido y los adelantos técnicos -como el vídeo- nos llegaban después que a los grandes estudios de informativos. Cuando llegué allí en 1987 todavía se filmaban algunas noticias y se emitían en cine. Al ser una localización relativamente céntrica, en los momentos de descanso teníamos al lado numerosos locales de restauración, que eran nuestros puntos de encuentro. Y, cómo no, de modesta conspiración si era menester.

Cuando pasamos al ‘pirulí’ todo aquel núcleo humano y profesional se diluyó. Pero siempre que paso por aquel Paseo de la Habana no dejo de recordarme a mí tal y como era hace ya - ¡Ay! - treinta años.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es