13 de noviembre de 2019, 12:05:30
Distritos


Arrancan las negociaciones en Eulen Madrid

Por Inés López

Este jueves ha tenido lugar la primera reunión entre el comité de empresa y Eulen en Madrid, para trasladar las quejas y problemas de los trabajadores e intentar llegar a una solución sin tener que llegar a la huelga.


El comité de empresa de Eulen Madrid se ha reunido este jueves, 24 de agosto, con la empresa después de haber anunciado su acuerdo de “abrir un proceso de diálogo para resolver la problemática que nos trasladan los trabajadores”. “Decidimos abrir un dialogo con la empresa para trasladar las quejas de los trabajadores, y en principio rechazamos la huelga”, ha afirmado Francisco Espada, secretario del comité de empresa de Eulen Madrid.

Once puntos a tratar

Espada ha aclarado que “primero se va a abordar el tema organizativo dentro de Barajas”, dejando de lado el tema económico, ya que se quieren mantener a la espera del laudo en El Prat. “Queremos una regulación único y que todo el mundo cobre más o menos lo mismo, que las condiciones a nivel nacional sean similares”, ha expresado, haciendo hincapié en que “hay que partir de una base unificada”.

El secretario ha detallado a Madridiario los once puntos que han tratado durante la reunión, que ha tenido lugar este jueves a las 9.30 horas. Entre ellos, Espada ha querido destacar la necesidad de evitar “el exceso de horas extraordinarias, si hace falta que se contrate personal nuevo”, la importancia de “mejorar los sistemas de formación y también los tiempos de descanso, sobre todo para las patrullas”; y también el tema de las sanciones, “no puede ser que se interponga una sanción a un trabajador directamente, debería abrirse un expediente informativo antes”, ha concretado.

Además de estas cuestiones que generan un mayor malestar entre los empleados, Espada ha enumerado los demás puntos a tratar, y ha proporcionado a Madridiario más detalles sobre los más importantes:

-Horas extras: además del exceso de horas extra entre la plantilla, que ve necesario la incorporación de nuevo personal, Espada también ha comentado la falta de regulación de las retribuciones, “aquí según de qué empresa vinieras cuando AENA reorganizó la seguridad del aeropuerto cobras más o menos, y queremos que esto se regule y sea igual para todos los trabajadores”, ha detallado.

-Formación y rotaciones: “Todos los empleados tienen que estar formados, sobre todo con el elemento del escáner, primero por nuestra propia seguridad, y segundo, porque facilitaría el tema de rotaciones, todo el mundo podría ocupar el puesto en el escáner”, ha contado el secretario del comité de empresa, explicando la relación entre estos dos puntos.

-Actualización de las evaluaciones de riesgo del trabajador: en este punto, el comité de empresa pide que se haga un nuevo estudio de los diferentes peligros y riesgos que corren los trabajadores en cada puesto, ya que según ha contado Espada “no son iguales y se deben adaptar las medidas de protección a cada puesto de trabajo”.

-Descansos y horarios: el secretario del comité de empresa ha recordado que los descansos entre jornadas y durante las mismas son muy escasos, sobre todo en figuras como la de las patrullas, cuyos empleados se pasan horas caminando y de pie. En algunos casos “es necesario aumentar los tiempos o el número de descansos”, ha dicho y ha añadido que “los horarios también generan bastantes problemas, ya que se empiezan muchas veces a horas en las que no se puede coger el transporte público”.

-Firma de documentos: Espada ha comentado que se trata de situaciones que ocurren de vez en cuando, pero que a los trabajadores les causa inseguridad, ya que los vigilantes a veces tienen que firmar documentos, y no les dan ni si quiera una copia, algo que consideran imprescindible ante cualquier problema.

-Actuación de los mandos intermedios: “Queremos evitar posibles abusos dentro de los procedimientos”, ha contado el secretario, “que no se le de una mala contestación a un trabajador que pone una reclamación, hay que evitar los típicos ‘búscate la vida’ o similares”.

-Agresiones puntuales: Espada ha contado que ante posibles agresiones “la asistencia legal del trabajador no funciona bien, o tiene que corregir algo”, incluso considera la opción de “cambiar el bufete de abogados”.

-Sanciones: entre los puntos más importantes, el secretario ha detallado que “antes de la sanción debería haber un expediente informativo para el trabajador, donde se pueda expresar y contar lo ocurrido e intentar evitar así la sanción, ya que la empresa, hoy día, directamente sanciona al empleado”.

-Incidencias: “Nosotros trabajamos con los patrullajes” ha comentado Espada, explicando después que para pasar de la zona restringida a la zona pública “es obligatorio pasar por los filtros de seguridad, igual que los viajeros”. “Tardamos mucho en hacer ese proceso, entendemos que al entrar y al salir de nuestro puesto de trabajo sea necesario, pero estando una vez de servicio, lo importante es resolver la incidencia, no queremos atravesar los filtros constantemente”, ha relatado.

-Identificaciones: por último, el secretario del comité ha afirmado que se ha llevado a cabo una solicitud a AENA para que en las tarjetas de identificación sólo aparezca el número de seguridad, y se retire así el nombre y el DNI de cada empleado. “El Supremo dictó que sólo tiene que aparecer el número de identificación de seguridad”, ha concluido.

"Proceso de diálogo”

"Hemos acordado abrir un proceso de diálogo con la empresa para resolver la problemática que nos trasladan los trabajadores, ya sea a nivel organizativo como retributivo que redunden en mejorar las condiciones laborales", ha incidido el comunicado.

Al mismo tiempo, el comité de empresa ha mostrado "su total apoyo" a las reivindicaciones "de todos los trabajadores del colectivo de la seguridad privada en los aeropuertos y en el resto del territorio nacional" y ha entendido que la problemática "es común en todo el sector de la seguridad privada”.

El próximo seis de septiembre se volverán a reunir comité y empresa para llegar a posibles acuerdos.

La plantilla de Prosegur, también en negociaciones

Por otro lado, el Sindicato Autónomo de Trabajadores de Empresas de Seguridad (ATES) se reunirá el próximo 11 de septiembre con representantes de Prosegur para comprobar si ha habido avances en el acuerdo que se alcanzó el pasado julio.

Gracias al acuerdo, el sindicato desconvocó el mes pasado varios paros parciales y consiguió que la empresa aceptara una serie de demandas a cumplir "en un periodo de tres meses", han señalado las mismas fuentes sindicales. El plazo expira a finales del próximo mes de octubre. En el acuerdo, los trabajadores reclamaban más contratación, una especialización en el convenio de vigilantes aeroportuarios dentro de su categoría profesional y mejoras varias en el funcionamiento y la organización de la empresa.

Para ATES, la parte del acuerdo relativa a la contratación de personal se ha cumplido, pues se han contratado a nuevos trabajadores, pero aún no ha habido avances en la creación de la especialidad de vigilante aeroportuario, que, según el sindicato, se ha parado en agosto. "A principios de septiembre se retomarán las negociaciones, porque de palabra y por escrito tienen muy buena voluntad de todo; veremos a ver como acaba este tema", han concluido.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es