23 de enero de 2020, 6:45:22
Sucesos


La Policía belga alertó de la posible peligrosidad del imán de Ripoll a los Mossos

Por Diariocrítico

La respuesta fue "no". En concreto que Abdelbaki es Satty, el que meses después era como imán de Ripoll el jefe de la célula terrorista que provocó los atentados de Barcelona y Cambrils con 15 muertos, "no era conocido". Esa respuesta en un correo electrónico del 8 de marzo de 2016, firmado por Daniel Canals, número dos de los Mossos como jefe de la Unidad de Análisis Estratégicos de la Comisaría General de Información, fue la que llegó a la policía de la localidad belga de Vilvoorde, donde Es Satty pretendía trabajar.


La policía de Vilvoorde (Bélgica) alertó hace 17 meses a este mando de los Mossos d'Esquadra sobre Abdelbaki Es Satty. En concreto, la policía belga quería conocer si Es Satty tenía vínculos con el terrorismo. Los Mossos, en ese correo electrónico, contestaron que no tenían datos o indicios sobre la radicalización del imán, si bien explicaron que otra persona con el mismo apellido había sido investigada por sus vínculos yihadistas en otra operación.

El Departamento de Interior de la Generalitat explica que no se trató de un contacto oficial, sino producto de la amistad que había entre el agente de los Mossos que firmó la repuesta y el policía de Vilboorde. Ambos se habían conocido en unas jornadas internacionales sobre lucha contra el terrorismo. El País desvela que el agente español era Daniel Canals, jefe de la Unidad de Análisis Estratégicos de la Comisaría General de Información de los Mossos d'Esquadra.

Por su parte, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, desvinculó de toda sospecha tanto a la Guardia Civil vomo a la Policía Nacional, dijo ayer que ni la Guardia Civil ni la Policía Nacional habían recibido ninguna notificación de las autoridades belgas. A Interior no llegó la información del intercambio de correos entre la policía de Vilvoorde y los Mossos.

Fuentes antiterroristas han asegurado a la agencia Efe que el imán de Ripoll fue sometido a un seguimiento durante su estancia en la cárcel por tráfico de drogas, tras el que se concluyó que no estaba radicalizado en ese momento, por lo que no se abrió ninguna investigación al respecto tras su salida de prisión.

El imán viajó cuatro veces a París

El imán de Ripoll y cuatro de los terroristas miembros de la célula que cometió los atentados de Cataluña realizaron en las últimas semanas hasta cuatro viajes a Francia en distintos vehículos, entre ellos el Audi que fue detectado en un radar de velocidad, según informa La Razón de fuentes antiterroristas. El fiscal de París, François Molins, confirma que dos o tres terroristas estuvieron en la capital francesa el 11 y el 12 de agosto.

En esa estancia realizaron compras en unos grandes almacenes. "Nadie puede creer que este viaje relámpago se realizase para ir a comprar una cámara en la Fnac", dijo el fiscal, por lo que se está trabajando para determinar a qué fueron o con quién se reunieron.

Por otro lado, los ministros de Interior de España y Francia, Juan Ignacio Zoido y Gerard Collomb, respectivamente, mantuvieron este miércoles un encuentro en París para fortalecer las relaciones entre ambos estados y mejorar la eficacia en la lucha antiterrorista en Europa. Ambos acordaron llevar a próximas reuniones de los países europeos la necesidad de reforzar los controles de las fronteras externas de la UE, así como la de incrementar el intercambio de información de cara a prevenir posibles atentados.

Por otro lado, los diarios dan cuenta de más detalles del auto de prisión dictado por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu para tres de los terroristas. Según el auto, los terroristas estaban esperando a que se secaran los explosivos fabricados en la casa de Alcanar (Tarragona) para cometer un ataque de gran envergadura a monumentos e iglesias de Barcelona, entre ellas la Sagrada Familia, según apuntó Mohamed Houli Chemlal, herido en la explosión del chale.

ABC informa que la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Amposta, Sonia Nuez Rivera, apuntó en la inspección ocular tras la explosión de Alcanar que las bombonas "podían estar preparadas para un atentado". Los agentes de los Mossos presentes la desmintieron y contestaron: "Senoría, no exagere".

Los diarios también dan cuenta de cómo las cámaras de seguridad de un área de servicio de la autopista AP-7 grabó a los terroristas abatidos en Cambrils comprando mecheros, una recarga de teléfono móvil y comida en cuatro ocasiones distintas el mismo día de los ataques.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es