20 de noviembre de 2019, 4:03:37
Municipios


La Fiscalía pide el internamiento en centro médico de la mujer de 85 años que mató a su hijo dependiente

Por MDO/E.P.

La mujer de 85 años que mató a su hijo, de 64 y dependiente, porque "no podía cuidarlo" e intentó suicidarse en Torres de la Alameda se enfrenta a seis años de internamiento en un centro médico.


La Fiscalía de Área de Alcalá de Henares pide el internamiento en un centro médico durante seis años para una mujer que en la actualidad tiene 85 años y que intentó quitarse la vida tras matar a su hijo que dependía de forma "completa" de ella puesto que judicialmente se le había declarado una discapacidad total.

El representante del Ministerio Público aprecia una eximente incompleta de alteración psíquica de la acusada y, a su vez, la agravante de parentesco, según se recoge en el escrito de acusación de la Fiscalía fechado a 10 de julio.

María Luisa Martínez Barranco residía en la localidad de Torres de la Alameda. Tenía a su cargo a su hijo Tomás Romero Martínez, que en el momento de los hechos tenía 64 años y que "dependía de forma completa de su madre" porque contaba con una minusvalía metal y con falta de movilidad. Además, era ciego, sordo y mudo.

La madre, que tenía ya las facultades volitivas y cognitivas gravemente afectadas debido al empeoramiento de su estado de salud a consecuencia de su avanzada edad, se fue percatando de que sus capacidades físicas para seguir cuidando de Tomás se iban mermando. Como su hijo precisaba de cuidados, "y con el fin de evitar que sus otros hijos tuvieran que asumir la carga futura del mismo cuando ella faltase", tomó la decisión de acabar con la vida de ambos.

Así, el 26 de noviembre de 2015, en su casa, vació en un recipiente varios medicamentos y tras triturarlos en una batidora vertió su contenido en dos vasos de cristal. Acto seguido le dijo a su hijo Tomás que se bebiera el primero de los vasos, "sin que el mismo tuviera posibilidad de conocer su contenido", y a continuación ella se bebió el segundo "entrando ambos en estado de inconsciencia por intoxicación".

Horas más tarde una hija de la acusada les encontró tumbados en la cama del dormitorio desde donde fueron trasladados al Hospital Príncipe de Asturias. Allí, Tomás Romero falleció a consecuencia de una hemorragia cerebral por sobre ingesta medicamentosa.

María Luisa Martínez tiene otros tres hijos, uno de ellos con discapacidad física parcial, y todos han renunciado a cualquier tipo de indemnización que les pudiera corresponder.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es