21 de noviembre de 2019, 18:30:19
Municipios


Sobreseimiento provisional de la querella de los vecinos de Santo Domingo contra la cúpula de AENA

Por MDO/E.P.

Una jueza madrileña ha pedido el sobreseimiento provisional de la querella presentada por los vecinos de la urbanización Santo Domingo de Algete contra la cúpula de AENA por delitos de desobediencia -por no cumplir con la sentencia del TSJM que pedía reducir los vuelos sobre sus viviendas por la contaminación acústica- y contra el Medio Ambiente.


El Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid ha acordado el sobreseimiento provisional de la querella presentada por un grupo de vecinos de la urbanización Ciudad Santo Domingo, de Algete, contra varios responsables de AENA, entre ellos, su actual presidente, José Manuel Vargas, a los que acusan de no aplicar en su totalidad el fallo de la sentencia del Tribunal Supremo para acabar con el ruido de los sobrevuelos procedentes del Aeropuerto de Adolfo Suárez- Madrid Barajas.

En el auto, fechado a 6 de junio de 2017, la magistrada acuerda el sobreseimiento de las actuaciones contra además del presidente de AENA, José Manuel Vargas, su antecesor en el cargo Ignacio Lema, la directora de Planificación y Medio Ambiente, Amparo Brea y José Manuel Hess, anterior director de Medio Ambiente. Los vecinos acusaban a todos de un delito de desobediencia y contra el Medio Ambiente.

Contra la resolución cabe recurso de reforma y subsidiario de apelación dentro de los tres días siguientes a la notificación o bien recurso de apelación directo dentro de los cinco días siguientes a la notificación del fallo.

Los ruidos no son "nocivos"

La juez entiende que la documentación que consta en las actuaciones rebela que la emisión de ruidos "no es nociva ni sobrepasa los límites legales, con lo cual, no procede manifestarse" sobre el delito contra el Medio Ambiente. "Los vecinos de la urbanización están disconformes con el ruido producido por el sobrevuelo de aviones, pero muchos afirman que en verano es peor que en invierno o cuando están descansando el fin de semana porque el resto de tiempo no se dan cuenta o que depende del viento que sople", destaca la juez.

Todos estos planteamientos, prosigue, "contribuyen también al entorpecimiento de la decisión final de determinar las condiciones para que cese el ruido. Aludiendo a otros fallos, destaca que grave es "aquello que pone en peligro el factor antropocéntrico, es decir, la salud de las personas, incluida la calidad de vida por exigencia constitucional o las condiciones naturales del ecosistema".

Desobediencia

En cuanto al delito de desobediencia, tampoco la juez dice que puede afirmar que se cumplan las condiciones para que se dé este tipo de delito. "Al no haberse ejecutado la sentencia en su totalidad, ni haberse dejado por escrito de forma clara cuáles son las medidas a adoptar, y estar pendiente todavía de ello, no se ha desobedecido orden alguna", señala.

Y es que "aunque es cierto que alguna sentencia ha terminado afirmando que un comportamiento excesivamente pasivo y reiterado podría llegar a consumar el tipo", la actividad procesal contenciosa y penal, en este caso, "la presentación de informes de evaluación de ruidos, la celebración de Juntas para tomar decisiones, las medidas de desviación de vuelos adoptados o la reducción de vuelos en horas nocturnas no permiten hablar de pasividad", concluye.

Recurso

Nada más conocerse el fallo, los vecinos han anunciado que recurrirán el sobreseimiento. El portavoz de la Asociación contra ruido, Riesgo de aeronaves de Ciudad Santo Domingo, José María Serrano, ha explicado que esta decisión del juez "ha caído francamente mal" y ya está tomada la decisión de presentar un recurso "de manera inmediata" contra el sobreseimiento de la querella.

"Los residentes no entienden cómo es posible que después de nueve años la sentencia siga sin ejecutarse y no haya culpables con nombre y apellidos", ha afirmado. Serrano señala que el auto alega que estas personas no sabían cómo había que ejecutar la sentencia, pero, a su juicio, eso "no se lo cree nadie" porque "como mínimo quitas los aviones".

Al margen de este recurso, los vecinos van a esperar dos meses, que son los que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha dado a AENA, Fomento y Aviación Civil para exponer qué medidas van a tomar para llevar a cabo la ejecución de la sentencia. En opinión de Serrano, "no pueden decir que ha hecho muchas cosas" porque "de todas las medidas que dicen que han hecho ninguna ha funcionado o ha sido marginal" y "es bastante evidente que hay que poner en marcha nuevas medidas".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es