25 de noviembre de 2020, 18:08:50
Municipios


Decenas de personas impiden el cierre de una mezquita en Getafe pero el Ayuntamiento no desiste

Por MDO/E.P.

Decenas de personas han impedido este miércoles el cierre de la mezquita de Getafe. Un cierre decretado por el Ayuntamiento y que la alcaldesa ha retractado: "Si no la cerramos, estaremos prevaricando", ha dicho Sara Hernández.


Varias decenas de personas han impedido este miércoles el cierre del local que se utiliza como centro de culto por la comunidad musulmana en la calle Doctor Barraquer en el barrio de Las Margaritas decretado por el Ayuntamiento de Getafe.

Una concentración a las puertas de la mezquita ha provocado que la Policía local no haya podido ejecutar la orden y finalmente se ha paralizado su clausura entre gritos de 'Queremos convivir, no discutir'.

La Asociación sociocultural de Getafe Al-Falah comenzó la pasada semana una recogida de firmas en la plataforma Change.org contra una orden que "atenta sobre la libertad religiosa de miles de ciudadanos getafenses y que se produce sin dar ninguna alternativa", ya que se trata de "una mezquita que lleva 21 años siendo el centro de culto de los musulmanes de Getafe, rompiendo estereotipos y siendo un ejemplo de que este país y esta ciudad es de todos".

Por su parte, el grupo municipal Ahora Getafe ha manifestado que se trata de un atropello a la comunidad arabo-musulmana, y en particular la comunidad marroquí, que reside en Getafe desde hace varias décadas, con una población de 3.250 personas, siendo el segundo colectivo más grande de migrantes después del colectivo rumano, que alcanza las 5.060 personas.

La orden de cierre se ha producido porque el local "no reúne las condiciones técnicas para funcionar como lugar de uso religioso, pues no dispone de la altura libre interior mínima, a lo que se suma que tampoco reúne las condiciones de seguridad y salubridad necesarias".

La alcaldesa dice que prevaricarían si no ejecutan la orden de cierre

La alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, ha asegurado que si no ejecutan la orden de cierre de la mezquita estarían prevaricando, por lo que el próximo 18 de julio se intentará por segunda vez su clausura.

Hernández ha manifestado en rueda de prensa que todo aquel grupo municipal que pida al Gobierno que no ejecute la orden de cierre "está prevaricando", ya que "no es una cuestión de voluntad política, sino de cumplimiento estricto de la ley, y el gobierno no va a permitir que se lleve a cabo una actividad en un espacio que no cumple con las debidas condiciones de seguridad".

Según la alcaldesa, "en un espacio que caben 20 personas no se pueden meter 200 para realizar el rezo porque ese local puede ser utilizado para cualquier actividad, pero nunca como lugar de culto".


Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es