20 de octubre de 2019, 3:36:38
Transportes


Reforma de la calle Alcalá: aceras más amplias y menos espacio para el coche

Por Julia S. Álvarez

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado este lunes que remodelará la icónica calle Alcalá dejando un carril por sentido con el objetivo de ganar espacio para los peatones.


El tráfico rodado en Madrid va a seguir disminuyéndose en beneficio de los peatones, las bicis y el transporte público. Tras la remodelación de la Gran Vía, el Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que la calle Alcalá también a sufrir modificaciones. El Consistorio va a reducir el espacio para los vehículos privados dejando un único carril por sentido. Para ello, se van a ampliar las aceras, lo que redundará en un mayor extensión para los peatones y se van a designar tanto un carril específico para el transporte público como otro para los ciclistas en sentido subida. Esta obra se va a acometer entre Ventas y Ciudad Lineal y responde a las medidas enmarcadas en el Plan A de Calidad del Aire, que reducen el espacio destinado a los vehículos privados.

Esta remodelación afectará especialmente el área de Quintana, una zona eminentemente comercial, en la que según indica el delegado del área de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo: “tan solo habrá un carril por sentido debido a que la afluencia es, sobre todo, peatonal”. El edil de urbanismo ha detallado que los proyectos están en fase de redacción pero que es posible que las obras comiencen en “octubre o noviembre”.

Este lunes tanto Calvo como la delegada del área de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, han informado de las acciones que va a llevar a cabo el Ejecutivo municipal para incrementar los itinerarios ciclistas.

Otras actuaciones

Además del desdoble en Madrid Río, donde se habilitará un carril bici entre el Puente de los Franceses y la Plaza de Legazpi, el Ayuntamiento va a seguir con actuaciones similares en otras zonas de Madrid.

Se va desarrollar un itinerario ciclista entre el Camino de Vinateros hasta su conexión con el distrito de Vicálvaro. La vía se extenderá desde la avenida de Moratalaz y conectará el Parque de la cuña de O`Donell y el Parque del Retiro.

Otra de las actuaciones importantes dará soporte a la movilidad sobre dos ruedas en la zona norte de la capital. Con otro itinerario que estará conectado al Anillo Verde Ciclista se van a unir los distritos de Fuencarral y Chamartín con una vía que parta desde el PAU de Las Tablas a través de la carretera de Fuencarral a Hortaleza. El recorrido seguirá por la Avenida de Burgos, Bambú y Mateo Inurria. El fin último es conectar con dos puntos estratégicos de transporte público: El intercambiador de Plaza de Castilla y la estación de Chamartín.

Y a punto están de finalizar las obras para conectar el Anillo Verde Ciclista con el carril bici de la carretera de Colmenar Viejo. Desde el 30 de junio los ciclistas dejarán de incorporarse al tráfico en el poblado dirigido de Fuencarral –calle Nuestra Señora de Valverde- en dirección Alcobendas para continuar con el tramo que está a punto de inaugurarse a su paso por Montecarmelo.

Madrid será de los peatones

“Lo que hoy queremos presentar forma una parte nuclear de otro futuro” ha dicho Sabanés en referencia al cambio en el modelo de Movilidad de la ciudad de Madrid que se está promoviendo ya desde el Ayuntamiento capitalino. La idea es “invertir la pirámide de la movilidad” en la que a partir de ahora la base serán los peatones “puesto que el coche privado tan solo supone el 29 por ciento de los desplazamientos y tiene reservado el 80 por ciento del espacio público”. Todas estas propuestas responden a una concepción en la que se va a “considerar la bicicleta como un vehículo más”. Para ello, se va a llevar a cabo la introducción de una Red Ciclable en todos los distritos.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es