22 de octubre de 2021, 6:51:35
Municipios


Los vencejos comunes, 20.000 kilómetros de vuelo libre

Por MDO

SEO/BirdLife le ha realizado este viernes el marcaje con geolocalizadores a algunos ejemplares de vencejos comunes de la localidad madrileña de Nuevo Baztán para descubrir sus rutas migratorias.


Los vencejos comunes son unas de las aves más representativas de nuestros pueblos y ciudades en primavera. Pese al conocimiento que se tenía sobre esta especie, no fue hasta hace cinco años cuando se descubrió a dónde se dirigen a finales de julio de cada año, cuando este ave empieza a abandonar sus nidos rumbo a África.

Y es que, en 2012, SEO/BirdLife, dentro del programa Migra, marcó a los primeros vencejos comunes en España (en Nuevo Baztán). Un experimento que les hizo descubrir que este tipo de animal migraba al continente africano.

Desde entonces, se han marcado 41 vencejos comunes en este municipio, de los cuales 11 fueron recapturados para mostrarnos tan espectacular viaje. Los trabajos de captura y recaptura de las aves contaron con la colaboración del Ayuntamiento de Nuevo Baztán.

Un periplo migratorio de 20.000 kilómetros

‘Goyeneche’ fue el primer vencejo que nos desveló un viaje completo de su migración fuera de la época de reproducción, pero le han seguido otros-‘Baztán’, ‘Trufa’, ‘Espiga’, ‘Berto’…- que nos han detallado más las zonas de invernada de los vencejos españoles y cómo realiza su migración este ave eminentemente voladora que solo se posa para criar.

Los vencejos abandonan sus zonas de cría en España para, durante su migración otoñal, llegar al continente africano y bordear el desierto del Sahara por la costa atlántica. Atravesando el Sahel, alcanzan su primera zona de invernada entre Camerún y la República Democrática de El Congo, sobre extensas áreas de selvas y sabanas, tras viajar más de 9.000 kilómetros desde su nido. “En diciembre se desplazan a una segunda zona de invernada, más al este, cerca de las costas de Tanzania, Kenia y Mozambique” asegura Ana Bermejo, técnico del Área de Estudio y Seguimiento de Avifauna de SEO/BirdLife y una de las responsables del programa Migra.

En febrero, abandonan sus zonas de invernada atravesando África, el golfo de Guinea y el desierto del Sahara hasta llegar a su zona de invernada en España, donde llegan a principios de mayo, tras más de 11.000 kilómetros recorridos y tres meses de viaje de vuelta. En total, un viaje de más de 20.000 kilómetros desde los pueblos de la península Ibérica hasta las selvas y sabanas africanas.

La Muralla de Lugo o el Frontón de Irún son otros dos de los escenarios donde se está estudiando la migración del vencejo común. Entre 2012 y 2016 SEO/BirdLife ha marcado 131 vencejos por toda la geografía española: Ciudad Real, Córdoba, Guipúzcoa, León, Lugo y Madrid, de los que han recuperado 39 de ellos. En 2017 continúan explorando los periplos migratorios de este ave de 40 gramos de peso.

Este largo viaje no está exento de peligros y amenazas, muchos de ellos naturales, como son las barreras geográficas, la climatología, los depredadores, o la búsqueda de alimento y refugio en las zonas de descanso. Pero en las últimas décadas, las aves migratorias deben enfrentarse además a los peligros añadidos por la presencia y actividad del hombre: cambios o destrucción del hábitat, caza ilegal, tendidos eléctricos, aerogeneradores, veneno, caza ilegal, cambio climático…

Todo ello hace que la migración de las aves no sea siempre igual. Las aves se van adaptando a medida que van apareciendo cambios, tanto naturales como provocados por el hombre. Por este motivo es muy importante conocer sus rutas migratorias y sus lugares de llegada en África para, en la medida de lo posible, acabar con estas amenazas. Toda la información sobre estos increíbles viajes se puede consultar en www.migraciondeaves.org.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es