12 de diciembre de 2019, 6:32:53
Opinión


“Mi casa es la tuya, Puigdemont"

Por Ángel del Río


El Ayuntamiento es la casa de todos. De acuerdo. El Ayuntamiento es la casa de la libertad de expresión. De acuerdo, como concepto. En el Ayuntamiento caben todos. Ya vemos que es así.

Pero el Ayuntamiento no puede ser la casa donde se tiendan propuestas ilegales, secesionistas; se expongan proyectos inconstitucionales y entren los que hacen apología de lo prohibido, porque entonces sería la casa de los delincuentes, los perseguidos por la ley, los que apoyan postulados terroristas o promueven violar la Constitución de todos los españoles.

Pero la alcaldesa, Manuel Carmena, ¡hala!, manga ancha. Como si la Casa de la Villa, fuera suya, va y le dice al señor Puigdemont: “Mi casa es la tuya”, y le cede, o alquila, qué más da, un espacio del Ayuntamiento, de Palacio de Cibeles, para que desde la casa de todos los madrileños, lance su proclama soberanista, su proyecto inconstitucional de referéndum en Cataluña, y se queda en paz con su conciencia de alcaldesa receptiva. ¿Le cedería también este espacio a cualquier colectivo vecinal que reivindicara medidas contrarias a la Ley de Régimen Local, o postulados críticos contra el gobierno que preside Carmena? Me temo que en esos casos, alegaría cuestiones legales y éticas para no ceder el espacio municipal.

El Ayuntamiento no es el cortijo de quien gobierna en cada momento, y no se puede hacer usufructuario de él a cualquiera. Pero ya estamos viendo por dónde van los tiros. Se alquila un espacio del Consistorio a los independentistas catalanes, y se hace la vista gorda a la okupación, con k, de un edificio municipal, el de la calle del Gobernador, al colectivo La Ingobernable… Esto de ingobernable me suena, y lo aplico a quien no gobierna adecuadamente lo que le ha sido encomendado democráticamente.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es