16 de octubre de 2019, 7:37:29
Educación


Convocados paros parciales en Educación los días de las pruebas de la LOMCE

Por MDO

Los días 10, 11, 17 y 31 de mayo se han convocado paros parciales en los centros educativos en protesta por las pruebas externas de evaluación de la LOMCE.


El sindicato de enseñanza CGT ha convocado paros para los días 10, 11, 17 y 31 de mayo y el 1 de junio en señal de protesta contra las pruebas externas de la LOMCE que se celebrarán en Madrid en esas fechas.

En un comunicado, CGT ha asegurado que, a pesar del rechazo generalizado y finalmente anulación de las reválidas que planteaba la ley educativa, "la Administración se obstina" en someter a los alumnos a "unas falsas evaluaciones alejadas de los procesos reales y cotidianos de enseñanza-aprendizaje que los docentes", asegura, realizan "cada día y durante todo el curso escolar".

Según el sindicato, estas pruebas externas "menoscaban la labor docente" y "someten al alumnado a un presión irracional". Además, insisten en que los resultados de las pruebas, a pesar de ser curriculares, sirven para elaborar listados de centros "en función de unos resultados completamente desontextualizados". También critican una planificación "atropellada" y un coste de "330.000 euros, que van a una empresa privada".

De este modo, CGT convoca paros parciales -ya que, explican, ya han ido a la huelga en dos ocasiones este curso- de 9 a 12 horas por etapas, los días en que en cada una se celebren las pruebas: 11 y 12 de mayo en 3º de Primaria; 17 de mayo en 4º de ESO; y 31 de mayo y 1 de junio en 6º de Primaria.

Sin valor académico

Un total de 72.737 alumnos de 3º de Primaria repartidos en 1.327 centros educativos de la Comunidad de Madrid están llamados a realizar este miércoles la prueba externa de la LOMCE, que centrará sus contenidos en lengua castellana, inglés y matemáticas. Según explican desde la Consejería de Educación, se trata de unas pruebas que "no tendrán valor académico" y que serán una herramienta" valiosa de diagnóstico" tanto para las familias, centros educativos y Administración educativa.

La Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) establece la realización de las evaluaciones externas o pruebas de evaluación final en 3º y 6º de Primaria y en 4º de ESO, con carácter informativo y orientador. Aparte, insisten en que los resultados de los centros participantes no serán publicados y no se realizará ningún tipo de ranking. El objetivo es poder determinar los conocimientos y competencias de los alumnos en cada etapa educativa y de esta manera poner en marcha programas de refuerzo.

La prueba es gestionada por el personal del centro (aplicación y corrección) aunque es facilitada por la Comunidad de Madrid. La Consejería de Educación remitirá a los propios centros un amplio informe con los resultados para mejorar la calidad educativa madrileña a través de la puesta en marcha de medidas de refuerzo en aspectos necesarios.

La primera Jornada se celebran tres pruebas Matemáticas Parte 1 (50 minutos), Comprensión oral y escrita en español (50 minutos) y Expresión escrita en inglés (25 minutos). En la segunda jornada se desarrollan las pruebas de Matemáticas. Parte 2 (40 minutos), Expresión escrita en español (25 minutos) y Comprensión oral y escrita en inglés (50 minutos).

Por otro lado, la evaluación sobre la comprensión matemática se centrará en la solución de problemas en contextos funcionales relacionados "con la vida cotidiana". Además, se establece que las unidades de evaluación se "contextualizarán en entornos próximos a la vida de los alumnos e incluirán situaciones personales y familiares, escolares, sociales, científicas y humanísticas".

A su vez, la orden publicada por la Consejería de Educación se especifica que debe asistir más de un 10 por ciento de los alumnos del centro y que, en caso de no alcanzarse esa proporción, el inspector elevará informe sobre las causas de tal hecho. Por otro lado, el equipo directivo deberá adoptar las medidas organizativas necesarias para que los alumnos realicen las pruebas "en las mejores condiciones posibles".

A su vez, la corrección de las pruebas se realizará por maestros del propio centro, preferiblemente por docentes de 6º curso de Primaria, excluyendo a los maestros que impartan clase en el grupo evaluado. También se establecen mecanismos para "garantizar el anonimato" del centro y se aportará una clave de acceso facilitada por la administración educativa. Además, se asigna a los alumnos un número de tres dígitos.

Este año la prueba también se realizará para 4º de la ESO, que se va a realizar por primera este curso, como fija la LOMCE, el 17 de mayo. El 31 de mayo y el 1 de junio será el turno para 6º de Primaria.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es