15 de diciembre de 2019, 12:28:59
Cultura y ocio


Madrid vuelve a ser sede de Eurovisión medio siglo después (o casi)

Por Javier García Martín

La mitad de los más de 40 participantes en la próxima edición de Eurovisión ofrecen esta noche un concierto en Madrid. España alberga por primera vez uno de estos 'minifestivales' previos a la noche del concurso que la comunidad eurofán organiza por todo el continente.


29 de marzo de 1969. El Teatro Real sube el telón. Una presentadora, Laurita Valenzuela, da una bienvenida multilingüe al público que aguarda tras la pantalla el comienzo del festival de Eurovisión. Un año después de la victoria de Massiel, a la España franquista le llega el momento de organizar el certamen. Escoge Madrid. En la capital, muestra su cara más desarrollada y TVE prueba a mandar por encima de los Pirineos su señal en color, lo último en retransmisiones. Desde entonces, han pasado 48 años y el concurso de la canción no ha vuelto a pasar por la Península. Hasta este sábado.

La web eurovision-spain.com organiza hoy en La Riviera la ESPreParty. El medio -el más leído en su género en castellano y uno de los más consultados del mundo con fieles audiencias que ya quisieran muchos periódicos generalistas-, acerca de nuevo a España el sabor del directo del certamen. O, al menos, el de un aperitivo formado por 21 canciones, la mitad de las 42 que competirán finalmente a partir del próximo 9 de mayo en Kiev (Ucrania) tras el abandono de Rusia.

Este menú es más que suficiente para una dinámica comunidad eurofán como la española, que vive con especial pasión el hambre de triunfos y, con ello, la imposibilidad de asistir a una edición organizada en casa.

Rally europeo

"Se celebra con el beneplácito de la UER [la Unión Europea de Radiodifusión, la organización internacional que posee el festival] y es sin ánimo de lucro, aunque lógicamente se ha calculado para que sea solvente", señala Manu Mahía a Madridiario, uno de los responsables del medio.

Ámsterdam y Londres celebran estas fiestas desde hace una década

Mahía coordina junto a varios compañeros a un equipo de 20 personas encargado de situar por primera vez una parada española en esta gira de conciertos oficial que realizan de forma conjunta muchos representantes en las semanas previas al certamen.

"En ciudades como Ámsterdam o Londres se celebran estas fiestas desde hace diez y nueve años, respectivamente", explica Mahía. La idea de los promotores de la ESPreParty, que está a punto de colgar el cartel de completo con más de 1.600 entradas vendidas, es que la cita logre una "marca propia" para poder regresar en 2018.

Superproducción por excelencia

Tel Aviv o Riga ya han acogido estos eventos antes que Madrid esta temporada. Con esta tournée, las canciones obtienen promoción en plena época del televoto y fans y artistas entran en contacto. "Nos importa que el festival venga a España, aquí hay muchos seguidores y creemos que su número ha subido", afirma el periodista, que cubre habitualmente la semana de concurso para su web.

Según sus cifras, unos 600 aficionados españoles viajan anualmente hasta la ciudad anfitriona de turno. El festival, pese a los erráticos procesos de selección nacionales, sigue siendo uno de los programas no deportivos más vistos año a año en el país.

"Aunque entre una parte del público no tiene esta reputación, Eurovisión es la superproducción por excelencia en Europa", detalla Mahía. "Era necesario hacer esta fiesta".

'Minifestival' con favoritos

Entre los cantantes que estarán en Madrid este sábado, hay algunos de los favoritos para llevarse el micrófono de cristal, como el sueco Robin Bengtsson, los suizos Timebelle, la belga Blanche o el búlgaro Kristian Kostov. Muchos de ellos ya se han dejado ver por la capital, ya que la organización ha celebrado una fiesta de bienvenida en la sala Joy Eslava en la noche de este viernes.

El representante español, Manel Navarro, también estará hoy sobre el escenario para interpretar su 'Do it for your lover'. La gala estará conducida por Ruth Lorenzo y contará con la participación de la madrileña Baréi. Hoy, la capital no escuchará aún eso de los 'douze points', pero sí podrá resarcirse con un pequeño 'Good evening, Europe!'.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es