21 de noviembre de 2019, 2:47:30
Cultura y ocio


El holograma de Hatsune Miku levanta pasiones

Por MDO

Hatsune Miku es una cantante japonesa virtual que fue creada por la compañía Crypton Future Media. Se trata de un holograma unido a un potente programa de voz artificial, denominado Vocaloid, en el que los usuarios pueden crear sus propias canciones. Hatsune Miku ha arrasado en Japón llenando escenarios y ahora se lanza a la conquista de América. ¿La clave? Innovación, tecnología y ciencia ficción que hacen que una artista virtual con aspecto de chica de cómic manga haya grabado ya más de 170 canciones y genere millones de dólares en ingresos. Sus conciertos tienen una asistencia masiva, cuenta con 2,5 millones de seguidores en Facebook e incluso Lady Gaga la contrató como telonera para la primera parte de su gira Artpop.


Los hologramas, sin embargo, no se quedan en el fenómeno de Hatsune Miku. Michael Jackson y Elvis Presley han vuelto al escenario gracias a esta tecnología. Pero aparte del mundo de la música, la holografía también se aplica a muchos otros sectores que van más allá de la ficción que nos ha brindado, por ejemplo, Star Wars.

¿Un ejemplo? No hace falta ir muy lejos para comprobarlo. El mismo aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid cuenta con empleados “holográficos” a disposición de los pasajeros. Y sin movernos mucho del lugar, la ciudad de Madrid fue la elegida para presenciar la primera rueda de prensa holográfica en la historia del cine. El director de la película “Chappie”, Neill Blomkamp, y su protagonista, Hugh Jackman, respondieron desde Berlín a las preguntas de los más de cien periodistas gracias a esta tecnología.

De hecho, una de las principales características de esta tecnología es la posibilidad de que dos personas en lugares diferentes interactúen entre ellas en tiempo real. Así ha sucedido recientemente en una conferencia de Stephen Hawking en la que el físico, a través de holograma, respondió a las preguntas de los asistentes a la charla en un auditorio de Hong Kong. Incluso la tecnología holográfica ha llegado a la campaña presidencial en Francia: el candidato de la izquierda radical, Jean-Luc Mélenchon, habló con sus partidarios en dos lugares diferentes al mismo tiempo gracias a esta tecnología.

La salud es otro de los campos en que la holografía tiene su lugar. Entre otras aplicaciones, ya existen hologramas de órganos para que los médicos puedan hacer una visita virtual al interior de ellos e incluso es posible diagnosticar la malaria a partir de la generación de una imagen holográfica de una muestra de sangre.

Otra aplicación, protagonizada por Microsoft junto con Volvo, está relacionada con la industria del automóvil. Ambas compañías están estudiando un sistema mixto de realidad aumentada y hologramas que permita aplicar esta tecnología en diferentes fases del proceso de creación de un vehículo: diseño, fabricación, formación y postventa.

Ahora bien, ¿habrá un día en el que esta tecnología se adentre en nuestras casas? Antes o después, todo apunta a que así será. Una muestra de ello es HoloLens de Microsoft, un sistema de comunicación basado en hologramas que permitiría tener encuentros con personas que no están en el mismo lugar. Ya sea para comunicarnos con familiares o amigos, para servicios de atención al cliente o para cualquier otro tipo de comunicación que, a día de hoy, se realiza por diferentes vías (teléfono, chat, mail, etc.), en un futuro podría añadirse la comunicación holográfica.

¿Y qué pasa con la banca? En el sector financiero, la aplicación de la holografía todavía está por ver, pero, teniendo en cuenta la transformación digital que en los últimos años está viviendo el sector, es muy probable que los hologramas tengan también su lugar.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es