19 de noviembre de 2019, 10:08:17
Salud


Lamela atribuye a Güemes la externalización del control de las concesionarias de siete hospitales públicos

Por Patricia Velasco

El exconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Manuel Lamela, que ocupó este cargo entre 2003 y 2007, ha atribuido a su sucesor al frente de esta Consejería, Juan José Güemes, la externalización del control de las empresas concesionarias de siete hospitales públicos.


Según ha explicado Lamela en la comisión de estudio de la deuda de la Asamblea de Madrid, el modelo que diseñó para construir siete hospitales públicos madrileños (hospitales del Sureste, Tajo, Henares, Infanta Leonor, Infanta Cristina, Infanta Sofía y Puerta de Hierro) gestionados por empresas concesionarias encargaba este control a la propia Consejería de Sanidad. "Si ese control no se ejerció pregunte al siguiente”, es decir a Juan José Güemes, “yo dije que esto tenía que hacerlo la Consejería", ha asegurado Lamela.

El exconsejero ha indicado que no había falta de transparencia y recordó que desde 2007 no es consejero de Sanidad y “nunca he sido diputado”. “No soy político, sino he sido un profesional en la política durante unos cuantos años”, ha aclarado a la vez que se ha mostrado “orgulloso” de lo hecho en Sanidad en ese tiempo.

Lamela ha señalado que hace una década era "necesaria" la construcción de hospitales por el aumento de la población y de las necesidades de la región, e incluso ha indicado que si hubiera sido por él hubiera construido más hospitales así. Además, ha recordado que la construcción de estos hospitales fue un compromiso electoral de Esperanza Aguirre en 2003 y dijo que la ubicación de todos ellos fue acordado con los alcaldes de las localidades afectadas. Estos siete hospitales se pusieron en marcha en menos de siete meses para ponerlos a concurso público.

La construcción de estos hospitales "fue una oportunidad para que los profesionales sanitarios pudieran progresar" ya que “en los hospitales tradicionales sus carreras estaban topadas” y en estos nuevos hospitales podían reubicarse en nuevos puestos, ha relatado el exconsejero.

Durante su intervención, Lamela ha criticado el modelo público de construcción de hospitales porque, según ha indicado, la diferencia entre el coste económico que se previó de estos y lo que luego costó fue "increíble". Además, también ha puesto de ejemplo de tardanza entre la planificación y la construcción el caso del hospital de Fuenlabrada, que según ha dicho, duró nueve años. Una idea que comparten los Grupos Parlamentarios de PSOE, Podemos y Ciudadanos que mantienen que el modelo de gestión externalizada de los ocho nuevos hospitales madrileños, con una concesión a 30 años -salvo en el caso de Valdemoro- supone un "sobrecoste" y, por tanto, "ha salido muy caro a los madrileños".

El exconsejero ha defendido también la forma de financiación del proyecto. El volumen total de inversión fue de 640 millones de euros. Como el presupuesto anual de la Consejería era de 200 millones de euros, ha indicado que era "imposible" llegar a esa cantidad en un solo ejercicio, por lo que idearon un sistema de canon anual de una cantidad proyectada a 30 años para el coste y mantenimiento, algo que "llena de certeza las previsiones de gastos en relación con estas infraestructuras".

Lamela ha argumentado que el sistema cumplió la legalidad vigente. “Los pliegos sobre la construcción de los hospitales fueron vistos y trabajados por la Consejería y con la publicidad y transparencia oportuna”, ha manifestado.

Los grupos parlamentarios estudian estas concesiones

El grupo parlamentario de Podemos ha defendido revertir las concesiones a las empresas encargadas del mantenimiento y la gestión no sanitaria de estos siete hospitales públicos, mientras que el PSOE-M y Ciudadanos han abogado por "renegociar" y "revisar" estos contratos. Por su parte, el Partido Popular ha sostenido que su grupo no tiene "ninguna intención de renegociar nada" porque considera que los contratos que el Gobierno regional firmó con las empresas concesionarias de estos siete hospitales "fueron muy buenos para la Comunidad de Madrid".

Además, ha recalcado que "si se suprimiesen (las concesiones), habría que pagar indemnizaciones millonarias. No creo que fuera bueno para los madrileños usar dinero público en pagar indemnizaciones", ha añadido.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es