30 de noviembre de 2021, 5:14:22
Opinión


El perro de San Roque, sí tiene rabo

Por Ángel del Río


“El perro de San Ronque, no tiene rabo, porque Ramón Ramírez se lo ha cortado”. Este trabalenguas pasa hoy a mejor vida, porque el perro de Ramón Ramírez, sí tendría hoy rabo, gracias a un acuerdo de los padres de la Patria, de los diputados del Congreso, que en resolución histórica y trascendente, han decidido prohibibir que se les corte el rabo a los perros. Bien es cierto que algo parecido habría que cortarles a aquellos dueños irresponsables de perros que llevan a sus canes sueltos, sin bozal los de razas peligrosas, que dejan que alfombren de excrementos calles, parques y jardines, sin que se agachen a reecoger las deposiciones de sus animales.

Con el acuerdo adoptado por el Congreso de los Diputados, hay que ver la cantidad de colas perrunas que se salvan. Protección al perro indefenso, que tiene derecho a mover su colita en señal de alegría, de enfado, o de agradecimiento a los padres de la Patria, que tanto se preocupan por ellos, aunque todavía no se han decidido a prohibir que sean castrados, o que se impida que vivan hacinados en el reducido espacio de una vivienda mini, donde sufren las consecuencias de la falta de espacio.

“No tiene perro que le mueva la colita”, frase al uso para testimoniar algún tipo de carencia afectiva, que ahora va a cambiar sustancialmente, porque si se tiene perro, hay garantía de que podrá mover la colita, ya que nadie podrá cortársela, bajo pena de comisión de delito.

Termino con una frase de Henry Wheeler Shaw: “El dinero podrá comprarte un muy buen perro, pero no te comprará el meneo de su cola”. Esa cola que ya nadie podrá cortarles, porque los padres de la Patria, siempre preocupados por todo lo que pasa a su alrededor, han querido tener un día de perros, en el sentido bueno de la palabra.

Muevo mi colita,
si me alegro, y si me enfado,
porque así lo han querido
los diputados.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es