22 de septiembre de 2019, 22:50:39
Municipios


Declara la mujer que arrojó a su bebé a un contenedor en Mejorada del Campo: "No era yo"

Por MDO/E.P.

Este martes ha arrancado el juicio contra la mujer que arrojó a su bebé de pocos días a un contenedor subterráneo en Mejorada del Campo en 2015, para la que la Fiscalía ha acordado rebajar la petición de pena de 27 a 14 años y que ha declarado que está arrepentida y que en ese momento no era ella.


La mujer que abandonó en julio de 2015 a su bebé recién nacido en un contenedor de Mejorada del Campo ha reconocido los hechos en el juicio y ha manifestado que se siente "muy arrepentida", declarando que en ese momento no era ella.

Catalina, que tiene otros tres hijos, se ha sentado en el banquillo de los acusados de la Audiencia de Madrid visiblemente afectada. Se le acusa de un delito de asesinato en grado de tentativa. Previo al juicio, el fiscal ha acordado reducir la pena de 27 años de cárcel a 14 años, modificación de la que informará en su informe final.

En su declaración, ha indicado que ocultó su embarazo y que el día de los hechos lo metió en una bolsa de deporte, depositándolo en un contenedor. A preguntas sobre si era consciente de que el bebé podría fallecer, ha dicho que en ese momento no era ella. "Tras estar en la cárcel, me he dado ahora cuenta del daño tan gran que hice", ha dicho. Según el fiscal, la acusada dio a luz a su hijo en julio de 2015 tras mantener oculto el embarazo.

El 6 de julio de 2015 fue dada de alta y se trasladó con el padre biológico del recién nacido y otros tres hijos menores de edad de ella al domicilio común. El 15 de julio, según el fiscal, Catalina cogió al bebé y lo metió en "el interior de una bolsa de deporte junto con varios enseres del niño, y lo introdujo todo en el interior de una bolsa de basura negra que anudó y llevó al contenedor de basura de restos orgánicos tipo subterráneo que se hallaba a unos 150 metros de su domicilio, en la avenida de los Toreros de Mejorada del Campo". Una vez allí, arrojó la bolsa de basura negra con el bebé dentro al interior del contenedor, entre más de treinta bolsas con diferentes residuos.

Según el fiscal, abandonó al recién nacido, "a sabiendas de que tal acto entrañaba un peligro concreto para su vida, por lo que venía a aceptar el resultado mortal que podía producirse y que finalmente no tuvo lugar al escuchar un viandante el llanto del bebé". Tras dar inmediato aviso a la Policía, esa misma mañana fue rescatado en buen estado de salud.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es