18 de enero de 2020, 16:16:13
Medio Ambiente


San Blas inaugura su segunda estación de recarga de gas natural comprimido para vehículos

Por Susana Pérez

San Blas ya cuenta con la segunda estación pública de suministro de gas natural para vehículos. Este nuevo punto estratégico, situado junto a la autovía A-2, se une a las otras ocho estaciones ubicadas en la Comunidad de Madrid. Una contribución de Gas Natural Fenosa para mejorar la calidad del aire reduciendo así las emisiones contaminantes que se respiran en la ciudad.


La nueva estación está situada en la calle Fuembellida, en una zona que cuenta con una importante concentración de empresas de transporte y logística. La instalación, abierta al público, cuenta con dos surtidores en modalidad de autoservicio y suministra gas natural comprimido a una presión de 200 bares. Esta infraestructura estratégica y necesaria para Madrid, está diseñada para poder suministrar a 220 vehículos ligeros al día. La nueva instalación se ha construido en un módulo compacto, de dimensiones reducidas y con un diseño que se integra en el entorno urbano.

Pero abrir una estación de carga de Gas Natural Comprimido no es tarea fácil y necesita de la colaboración de los Ayuntamientos. "Las administraciones están muy involucradas. Hay que agradecer al Ayuntamiento de Madrid su implicación para encontrar alternativas", señala José Ramón Freire, director de Soluciones de Movilidad de Gas Natural Fenosa. El problema medioambiental que supone la contaminación forma parte de la actualidad de los últimos años y los fabricantes, comprometidos con encontrar soluciones a corto plazo, contribuyen a mejorar la situación positivamente equiparando los precios de los vehículos de gas natural y los diésel. Freire no tiene duda al confirmar que desde el punto de vista económico, "la ventaja es indudable. Los vehículos de gas tienen un importante ahorro en el carburante si se compara con la gasolina o el gasóleo". De hecho, asegura, se pueden obtener beneficios de hasta el 30 y el 50 por ciento.

El uso del gas natural como combustible es una de las principales soluciones de movilidad sostenible que comienza a ser una realidad para mejorar el aire que respiramos. Reduce en más de un 85 por ciento las emisiones de óxidos de nitrógeno y elimina las partículas de suspensión y los óxidos de azufre, algunos de los principales contaminantes que afectan a los ciudadanos. Además, también se disminuye la contaminación acústica, ya que los vehículos de gas natural reducen hasta en un 50 por ciento el ruido del motor.

José Antonio Díaz, coordinador general de Medio Ambiente, Sostenibilidad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid"Tener una estación de este combustible casi limpio nos ayuda a mejorar la calidad del aire en la ciudad", subraya José Antonio Díaz, coordinador general de Medio Ambiente, Sostenibilidad y Control Ambiental del Ayuntamiento de Madrid. Son conocidos los importantes niveles de contaminación que está alcanzando la ciudad en los últimos años, afectando gravemente a los ciudadanos. Esta fue una de las razones que llevó al Consistorio madrileño a adoptar medidas de restricción en el tráfico, activando un protocolo de medidas urgentes para reducir esa boina que sobrevuela Madrid. "La salud de los ciudadanos es lo prioritario y la movilidad de los vehículos contaminantes es la principal causa de esa contaminación que se respira en la ciudad", reitera Díaz, quien se ha mostrado convencido del buen camino por el que transita Madrid apostando por una tecnología limpia.

Apuesta por la transición al gas natural

Transformar la flota de vehículos diésel de la ciudad es uno de los objetivos previstos por Gas Natural Fenosa. Aunque se ha empezado a promover con vehículos pesados, como camiones o furgonetas grandes, “es complicado sustituir el cien por cien del gasóleo por gas natural”. Pero si se continúa trabajando en esa línea, José Ramón Freire asegura que "se podrían alcanzar interesantes resultados" generando una enorme actividad laboral en los talleres. Así, en los próximos años, se prevé un importante crecimiento de vehículos domésticos particulares que funcionen con gas natural. Por esta razón, el número de estaciones de recarga también crecerá. En la actualidad, existen en España 49 estaciones púbicas, de las que 27 son gestionadas por Gas Natural Fenosa.

Además, la Empresa Municipal de Transportes colabora con la compañía, incorporando a su flota 900 unidades que también utilizan el gas natural comprimido. La multinacional energética se encarga de la operación y mantenimiento de la estación de repostaje de la EMT de Sanchinarro, que desde hace seis años suministra a 420 autobuses y es la mayor estación de suministro de este combustible en Europa. Y por otro lado, el servicio de recogida de Residuos Sólidos Urbanos en Madrid se realiza, casi en su totalidad, con gas natural.

Unos datos que ponen de manifiesto que desde la compañía se está potenciando a Madrid como enclave estratégico para el desarrollo del tranporte de mercancías y pasajeros mediante vehículos de largo recorrido a gas natural. De hecho, trabaja en el desarrollo de una red de corredores de Gas Natural Licuado, con la colaboración de la Unión Europea.

Consulte el mapa de estaciones de GNV

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es