13 de diciembre de 2019, 11:00:46
Social


El Ayuntamiento asegura que "tomará medidas" contra el autobús "transfóbico", que seguirá en la calle según Hazte Oír

Por MDO/E.P.

Polémica por la aparición este lunes por las calles de Madrid de un autobús en el que podía leerse 'Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen'. La campaña, responsabilidad de la asociación provida Hazte Oír, ha sido criticada duramente por diversos sectores políticos y asociativos, además de haber reunido cerca de 50.000 firmas en contra a través de Internet. El Ayuntamiento de Madrid ya ha anunciado, sin concretar, que "tomará medidas", pero desde Hazte Oír aseguran que mantendrán el autobús en las calles.


Tras la reacción de la asociación Arcópoli, que ya estudia denunciar a Hazte Oír por un campaña que, consideran, atenta contra la diversidad sexual reconocida por la Ley contra la LGTBfobia de la Comunidad, ciertos sectores políticos y ciudadanos están mostrando su rechazo al autobús fletado por la asociación provida que recorre desde este lunes las calles de Madrid.

Hazte Oír pretende con esta acción promover el conocimiento del libro ¿Sabes lo que quieren enseñarle a tu hijo en el colegio?, quetiene por objetivo hacer llegar a los padres la "realidad" de las leyes aprobadas en diversas comunidades autónomas relativas a la educación en diversidad de género. El autobús fletado luce el rótulo 'Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen', un mensaje que, según denuncia Arcópoli, provoca un daño enorme, especialmente en los niños transexuales.

La portavoz del Gobierno municipal en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha asegurado que está estudiando tomar las "medidas oportunas" que impidan circular al autobús, ya que incumple las ordenanzas de movilidad y publicidad del Consistorio. Además, el Gobierno municipal estudia si este autobús comete un delito de incitación al odio. Maestre ha señalado el "profundo rechazo" del Consistorio a "cualquier práctica discriminatoria como un autobús donde se dice a los niños lo que tienen que ser". "La ley de la Comunidad de Madrid ampara el derecho de cada quien a elegir su identidad de género y su identidad sexual, y es algo que las instituciones tienen que promover", ha concluido.

Durante el Pleno del Ayuntamiento, el Grupo Municipal Socialista también ha mostrado en contra de la campaña y ha abierto dos frentes al respecto: el de modificar la Ordenanza de Publicidad del Consistorio para prohibir los anuncios de este tipo y el de pasar al contraataque a través de una campaña en los autobuses de la EMT en favor de los menores transexuales.

Para la portavoz socialista en el Consistorio, Purificación Causapié, "la campaña de Hazte Oír es una agresión a los derechos de los menores transexuales". "Es necesario que el Equipo de Gobierno reforme de una vez la Ordenanza de Publicidad para adaptarla a la Ley General de Publicidad y se dote de herramientas que le faculten para prohibir campañas que atenten a los derechos humanos como esta", ha añadido.

Hace más de un año, el Grupo Socialista ya planteó, a cuenta de la publicidad de prostitución "denigrante" para las mujeres, la necesidad de reformar la Ordenanza de Publicidad, una medida apoyada por el Pleno que, sin embargo, todavía no se ha materializado. Por su parte, el edil socialista, Ignacio Benito, ha adelantado que solicitará al gerente de la EMT que en los autobuses de la empresa municipal se difunda una campaña en defensa de los derechos de los menores transexuales. "Hay que actuar en la erradicación de estas posturas retrógradas pero también hay que actuar en positivo, defendiendo los valores de tolerancia y respeto a los derechos de todos, pero especialmente de los más jóvenes" ha señalado Benito.

También ha tenido unas palabras sobre el tema Sofía Miranda, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, quien ha expresado su "condena y repulsa al ver un bus cargado de transfobia paseando por la ciudad".

Recogida de firmas

De manera paralela al plano político, los ciudadanos se han movilizado través de internet con una recogida de firmas en la plataforma Change.org que se acercaba a las 50.000 en menos de 24 horas.

Para el reador de la petición en la plataforma ciudadana, el mensaje rotulado en el autobús fomenta "la homofobia y la transfobia esta vez entre los más pequeños". En opinión del creador de la campaña, "las consecuencias de esta campaña serán graves para aquellos niños que están sufriendo y que sólo verán aquí más motivos para sentirse aislados, equivocados, confundidos y culpables". "Además de que es la excusa perfecta para esos acosadores crueles, que se verán amparados para seguir haciendo imposible la vida de esos pequeños valientes", ha señalado.

Sobre el apoyo masivo de firmantes en un espacio de tiempo tan limitado, Felipe Olaya se muestra "realmente sorprendido" y admite "no haber pegado ojo en toda la noche viendo como miles de personas seguían sumando a la campaña". La petición tiene como destinatarios el Ayuntamiento de Madrid y su alcaldesa, Manuela Carmena, también la Fiscalía General del Estado, el Defensor del Pueblo, Delegación del Gobierno de Madrid y la Asociación de regulación de Publicidad Autocontrol.

Un "hecho de la biolgía"

Sin embargo, desde Hazte Oír aseguran que mantendrán la campaña porque "reconoce un hecho de la biología y defiende la libertad ideológica", cada vez más "amenazada por el lobby gay y sus tentáculos en la política y en los medios". Así lo ha señalado este martes en una rueda de prensa el presidente de la plataforma, Ignacio Arsuaga, tras el revuelo que la campaña ha provocado, lo que para él "es inentendible" porque "el autobús no pretende discriminar ni ofender a nadie" sino que "defiende la libertad ideológica y de expresión".

Arsuaga ha asegura que el autobús seguirá circulando por la capital madrileña y ha anunciado que en los próximos días también visitará las ciudades de Valencia, Barcelona, Zaragoza, Pamploma, San Sebastián, Bilbao y Vitoria.

El presidente ha denunciado las leyes de adoctrinamiento sexual que se han aprobado en varias comunidades autónomas para "imponer" la diversidad sexual entre los menores, las que a su juicio "vulneran la libertad de educación y el derecho fundamental de los padres a educar a sus hijos". Por ello, Arsuaga ha criticado que a principios de este mes, "las empresas que gestionan la publicidad en los transportes municipales de tres capitales vascas y de Navarra vetaron a Hazte Oír la contratación de publicidad con el texto que hoy difunden en este autobús" cuando "hace unas semanas habían publicitado la transexualidad para menores con la frase 'Hay niñas con pene y niños con vulva'".

"Nos parece muy grave que se esté inculcando a nuestros hijos la ideología de género y los dogmas del lobby homosexual en las escuelas", ha reiterado Arsuaga, que también ha insistido en que "se está violando el derecho que tenemos como padres de educar a nuestros hijos conforme a nuestra conciencia", por lo que ha pedido "respeto" para los padres que no comparten esa ideología.

Arsuaga también ha denunciado que desde que los medios de comunicación informaron sobre la campaña han recibido "una avalancha de insultos y amenazas de muerte en Twitter" por parte de ciudadanos y de algunas personalidades políticas como el ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez; el secretario de organización de Podemos, Pablo Echenique o la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, a la que ha calificado como "la política más izquierdista del PP".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es