21 de noviembre de 2019, 23:37:51
Medio Ambiente


Las claves de la polémica del protocolo anticontaminación: ¿qué dice la UE?

Por Javier López Macías

La diferencia más destacada entre el protocolo anticontaminación del Ayuntamiento de Madrid y el de la Comunidad es el nivel que establecen de preaviso, aviso y alerta, pero ambas instituciones se amparan en las directrices que da la Unión Europea. ¿Cuál es la diferencia?


Este lunes ha terminado el plazo para presentar alegaciones contra el borrador del protocolo de actuación durante episodios de alta contaminación por NO2 de la Comunidad de Madrid. El último día, asociaciones como EQUO o Ecologistas en Acción, y varios ayuntamientos (entre los que se encuentra el de Madrid) han aprovechado para dar a conocer sus propuestas para mejorar un plan que debe velar por la salud de los madrileños.

Llegados a este punto, ambas instituciones, tanto Comunidad como Ayuntamiento, citan a la Unión Europea para justificar las diferencias de sus protocolos pero, ¿qué dice exactamente la UE?

Según la directiva de 1999, que fue modificada y entró en vigor el 1 de enero de 2010, el valor límite horario para la protección de la salud humana es de 200 microgramos por metro cúbico de NO2. Es decir, una vez que se sobrepasa este límite en más de 18 ocasiones durante un año natural, la Comisión Europea abre un expediente sancionador que puede derivar en una cuantiosa multa. Madrid, lleva siete años superando todos los límites y, pese a que 2014 y 2016 han dado un 'respiro', la racha no se ha acabado.

En la lucha para hacer de Madrid una ciudad 'saludable', la brecha en los diferentes protocolos de actuación de la Comunidad y el Ayuntamiento se sitúa en la cuantía de microgramos necesarios de nitrógeno de oxígeno en el aire para dar el preaviso y el aviso. El Gobierno regional lo cifra en 200, una vez se supere el valor límite, y el municipal, en 180.

En el Protocolo que se encontró el Gobierno de Manuela Carmena al llegar a Cibeles, el nivel de preaviso estaba en 200, al igual que en el protocolo de la Comunidad. Ahora Madrid cambió este indicador y lo situó en 180, haciendo que mejoraran los niveles de contaminación de la ciudad de una forma razonable pero no lo suficiente como para alcanzar buenos datos. En total, se registraron 222 superaciones horarias en la ciudad, cuando en 2015 fueron 554; y en 2014, 215.

Basándose en esta mejoría, Inés Sabanés, delegada del Área de Medioambiente y Movilidad, ha instado a la Comunidad a que sean más eficaces y más restrictivos. La concejala ha insistido en que, la activación del preaviso de la Comunidad supondría la penalización directa de la UE.

Por su parte, Diego Sanjuanbenito, director general de Medio Ambiente de la Comunidad de madrid, ha admitido a Madridiario que sí llegaron a barajar modelos como el que utiliza el Consistorio pero que, finalmente, no se llevaron a cabo porque es “legítimo” pero no es una referencia legal, “porque no está en ninguna parte”.

Para el ex concejal de Medio Ambiente en la época de Ana Botella, tener límites más bajos de lo que marca la UE significa “multiplicar” los días de escenario, lo que convierte esta medida en un protocolo que lo único que hace es “generalizar escenarios de alerta”. “La Comunidad toma como valor el límite marcado por la UE para que, cuando se supere, se empiecen a tomar medidas y se evite llegar al pico de 400 microgramos de NO2”, explica.

Además, Sanjuanbenito explica que tener un nivel de 180 mg no significa “ser más preventivo”, si no caer en una “trampa en solitario”, porque “se podría poner a 100” y, entonces, Madrid tendría “200 días al año de escenario de emergencia”. “No hay que confundir la alerta, que es la que lleva a tomar medidas, con llevar una política estructural de medidas sostenibles”, concluye.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es