24 de septiembre de 2020, 6:54:05
Opinión


Una visión global

Por Juan Rubio


Hace pocos días durante un seminario de transportes, un joven estudiante de ingeniería me preguntó porque planteábamos desde Ciudadanos proyectos como el Plan Estratégico de Movilidad o la ampliación y adecuación de la red de Cercanías si todos estos proyectos no tendrían resultados a corto plazo y la legislatura terminaría antes de poder alcanzar objetivos palpables por parte de los madrileños.

La explicación es sencilla y así traté de transmitirla. Es cierto que Madrid tiene muchos de sus accesos radiales por carretera bajo competencia del Estado cómo lo son todas las infraestructuras ferroviarias y los servicios prestados por RENFE.

Pero de igual forma es cierto que el diseño de los transportes en nuestra Comunidad se realizó hace más de 30 años y en este periodo nuestra capital ha pasado de tener el 80% de la población al 49% y esto se traduce en que más de 3 millones de madrileños viven fuera de la capital y que cada día, este elevado número de madrileños, reclama mejoras tanto en el diseño como en la calidad y eficiencia de los servicios.

Las cifras del Ministerio de Fomento son claras, las inversiones realizadas en Madrid están muy por debajo de la media del resto de las autonomías y es una afirmación basada en la propia documentación del Ministerio donde se detallan las inversiones realizadas por habitante en cada comunidad y nos encontramos con CyL con 2.290€, Galicia con 2.174€, Cataluña con 1.171€ o Asturias con 1.451€ frente a los 390€ por habitante que tiene Madrid.

Pero desde Ciudadanos no queremos entrar en guerras localistas de quien pone y de quien recibe más o menos fondos. En Ciudadanos preferimos afrontar los problemas reales con una perspectiva global y, sobre todo, con una perspectiva a largo plazo de respuesta a las necesidades reales.

La necesidad real es que Madrid tiene más de 6 millones de habitantes de los cuales más de la mitad viven fuera de la gran ciudad, la realidad es que gran parte de la población se desplaza a trabajar a la capital pero también es real que muchas empresas se están desplazando hacia la corona metropolitana.

Tenemos la necesidad, no sólo de favorecer la movilidad de todos estos ciudadanos, tenemos la obligación de garantizar tanto la calidad del aire como de proteger nuestro medio-ambiente y, para ello uno de los objetivos principales es disminuir la emisión de gases contaminantes que, en gran parte, son emitidos por los vehículos.

Así inicié mis explicaciones a mi interlocutor, pero no era suficiente puesto que su primera respuesta es que seguía sin entender este “suicidio político” lo que me obligó a aplicarme a fondo y no dejarme nada en el tintero.

Le expliqué que en Cs utilizábamos el concepto de “política útil¨ y que esto implicaba afrontar los problemas reales con soluciones reales y que para ello nos habíamos preguntado cómo imaginábamos nuestra ciudad dentro de 30 años. Ya sin tapujos le hablé de mi sueño de Madrid, una ciudad donde los vehículos privados son minoría porque los usuarios entienden que es más rápido y económico el transporte público, una ciudad alimentada por una red de transporte donde conviven el transporte de pasajeros por carretera con los servicios ferroviarios, una ciudad rodeada de aparcamientos disuasorios donde los ciudadanos, tras aparcar su coche, pueden elegir entre tomar un autobús a Madrid u otro municipio o coger un tren al centro de la ciudad donde combinar con el Metro.

Le conté que soñaba con una Comunidad con el cielo alto y claro como antaño fue famoso el cielo de Madrid, pero que este sueño no podía conseguirse en sólo una legislatura, que este sueño era imposible trabajando a base de parches de legislatura y que necesitaba un plan concreto con sus objetivos pero, sobre todo, con una visión global de la problemática y sus soluciones.

Por esta razón hemos solicitado una ampliación de la red de Cercanías, no sólo es necesaria a corto plazo, forma parte de un plan global donde la excelencia y la eficiencia se ponen a disposición de los madrileños para que, entre todos, podamos construir nuestra región, nuestra ciudad y nuestra sociedad soñada.

Juan Rubio, diputado de Cs en la Asamblea de Madrid y portavoz de Transportes de Ciudadanos en la Comunidad

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es