15 de noviembre de 2019, 5:16:03
Municipios


Móstoles niega la venta de viviendas a fondos buitre, pero quiere que el IMS tenga la mitad de empleados

Por Javier García Martín

El Ayuntamiento de Móstoles asegura que, pase lo que pase con el Instituto Municipal de Suelo (IMS), que afronta bajadas salariales y recortes de personal por el delicado estado de sus cuentas, no se plantea vender viviendas que puedan terminar en manos de fondos buitre.


El concejal de Urbanismo de Móstoles, Eduardo Gutiérrez (IUCM), ha negado este jueves que el Ayuntamiento esté contemplando deshacerse del patrimonio de viviendas del Instituto Municipal de Suelo (IMS) para paliar la afectada situación económica de esta sociedad anónima con capital cien por cien público.

El pasado domingo, CCOO advirtió en este digital que los planes del Consistorio para tapar el agujero del IMS pasaban no solo por un cambio de las condiciones laborales, sino por "descapitalizar" la empresa, lo que podría desembocar en una situación similar a lo ocurrido en la capital con la venta de viviendas públicas a fondos buitre.

"Es una mentira y genera alarmismo. Si el IMS desapareciese, el Ayuntamiento sería el encargado de gestionar estas viviendas", destaca el edil a Madridiario. "Eso lo intentó el anterior gobierno y todos nos opusimos".

Bajada de sueldo y salidas incentivadas

El IMS está en plena guerra laboral. En la actualidad, trabaja para él una plantilla de 31 trabajadores contratados, todos con una alta cualificación. CCOO ha anunciado la interposición de un conflicto colectivo para protestar por los planes del Ayuntamiento para recortar masa salarial.

Este mes, las nóminas se reducirán de media un 26 por ciento. Gutiérrez defiende llevar los niveles salariales a la "normalidad" del Ayuntamiento. Según el concejal, todos los empleados del IMS cobran por encima de los 26.000 euros anuales, la mitad más de 55.000 y hay alguno que acaricia los 100.000. A ellos, a los que más ingresan, se les bajará más el sueldo a finales de este mes. Incluso a la mitad.

Además, siguiendo las recomendaciones de un informe elaborado por la auditora PwC, el Consistorio quiere dejar el número de contratados en 13. Para ello, ha establecido un plan de bajas incentivadas que incluye indemnizaciones de 35 días por año trabajado hasta un máximo de 15 meses. Por el momento, dos personas ya se han acogido a él.

Horarios de venta

Otro punto de rifirrafe entre sindicatos y administración es el horario. Urbanismo quiere que los trabajadores arrimen aún más el hombro y desde este miércoles el horario del IMS no es solo de mañana.

La idea es que, con la recién inaugurada atención también por la tarde -partiendo la jornada de los empleados, en otras palabras-, aumenten las ventas de plazas de aparcamiento o locales.

Gutiérrez admite los problemas económicos 'heredados' del IMS. A su juicio, el instituto está en "ruina" y, prácticamente, "en situación concursal". El concejal cree que esta situación tien su origen en el megalómano e inacabado Andrés Torrejón, pero también en los 17 millones de euros en sentencias judiciales ganadas por constructoras que aún no han cobrado y la fusión con la Empresa Municipal de Aparcamientos (EMA), que incrementó el número de empleados.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es