20 de noviembre de 2019, 1:20:29
Economía


¿Qué son los cheques y pagarés y en qué se diferencian?

Por MDO

Hemos oído hablar de los cheques o de los pagarés en algún momento, y aunque sabemos lo que son, ¿qué tienen que ver entre ellos y en qué se diferencian?


El cheque es un documento por el que el emisor realiza un mandato de pago a una entidad de crédito de una cantidad de dinero disponible en la cuenta corriente que mantiene con dicha entidad a un beneficiario. Hay tener en cuenta que hay varios tipos, siendo los principales: el personal, el conformado y el bancario.

  • El cheque personal sale directamente desde la cuenta corriente del emisor. Como requisito, es esencial que la cuenta corriente disponga de los fondos necesarios correspondientes al importe del cheque.
  • El cheque conformado o registrado es una modalidad de cheque personal en el que se asegura al beneficiario que habrá fondos a la hora de cobrarlo. La entidad bancaria es la encargada de garantizar esta operación, y en el momento en que se emite se carga en la cuenta del cliente y se mantiene en este estado hasta que se cobra o se hace la reposición del mismo.
  • El cheque bancario es aquel que emite directamente una entidad financiera.

En el cheque debe indicarse el lugar del pago, el nombre de la persona que realiza el pago (llamado librador) y quién lo recibe, además de la fecha, el lugar y la firma del emisor. En el momento en el que se expide, el cheque puede ser cobrado. Precisamente de esta última característica del cheque nace la principal diferencia con el pagaré, un documento privado mediante el cual el emisor se compromete a abonarle a un beneficiario una cantidad de dinero en una fecha y lugar determinados. Es decir, que el primero se puede cobrar desde el momento en el que es expedido y el segundo tiene una fecha de cobro del importe establecida.

Los pagarés, asimismo, pueden ser avalados por otra persona, con la finalidad de asegurar el pago y para evitar casos en los que el emisor no tenga fondos en la cuenta. Sin embargo, no existe un tipo de pagaré en el que se confirme o garantice que haya fondos, como sí ocurre en el caso del cheque conformado.

Como ya hemos comentado, la principal diferencia es la fecha en la que se fija el cobro, así como los avales y las distintas modalidades dentro de los mismos documentos. Al final, los mismos se ajustan a cómo el emisor desea realizar su pago.

Relacionado con los cheques y pagarés, CaixaBank dispone de un servicio exclusivo de gestión on-line. Con él, es posible realizar los trámites relacionados con estos métodos de pago desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Consulte aquí más conceptos básicos sobre cultura financiera

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es