16 de septiembre de 2019, 12:41:11
Sucesos


La fiscal mantiene un año de cárcel para los jóvenes que intentaron frenar un desahucio en 2011

Por MDO/E.P.

La Fiscalía de Madrid ha mantenido su solicitud de un año de cárcel para el hijo de una mujer desahuciada en 2011 y un activista de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) por tratar de impedir el desalojo.


Multitud de activistas antidesahucios se han concrentrado a las puertas de los juzgados de Julián Camarillo en solidaridad con Raúl y Chema, el hijo de una mujer desahuciada en 2011 y un activista de la PAH, para los que la Fiscalía de Madrid ha mantenido su solicitud de un año de cárcel por tratar de impedir el desalojo. Ambos están acusados de delitos de atentado a la autoridad y resistencia. La fiscal mantiene que pegaron a ocho antidisturbios, algo que han negado los acusados durante la vista oral.

"No tiene mucho sentido ponernos a pegar a unos agentes. Vamos a peder seguro", ha destacado Chema a la salida del juicio. En el exterior, ha aseverado que no les van a amedrentar y no van a parar en su lucha. "Quieren tratar de parar a la gente. Yo he toreado en peores plazas. Me llevaron a la Audiencia Nacional por intentar ocupar el Congreso. Cuando leí la acusación, dije pero que mierda es ésta",ha bromeado.

Los hechos se produjeron el 10 de noviembre de 2011 cuando estos fueron detenidos en el marco de un amplio dispositivo policial que se llevó a cabo con motivo de la ejecución del desahucio de la vivienda situada en el barrio de Canillas, en el madrileño distrito de Hortaleza. La desahuciada fue Estrella, quien vivía en la casa junto a sus dos hijos y a su madre de 74 años. La vivienda fue derribada pese a la presencia de cerca de 100 personas convocadas.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es