19 de octubre de 2019, 14:33:04
Política


Alcorcón: C's y la izquierda negocian una resolución que acerca la moción de censura contra Pérez

Por Javier García Martín

Alcorcón celebra este lunes el debate del estado de la ciudad más controvertido que se recuerda. El alcalde, David Pérez, está sometido a una inmensa presión como consecuencia del escándalo por sus palabras sobre el feminismo rescatadas hace unos meses. Todos los partidos, incluido Ciudadanos, presentarán una resolución reclamando la dimisión del regidor y en la que la oposición fija ya una serie de puntos de acuerdo que dan aliento a los que ven la moción de censura como única salida al bloqueo. Mientras, el PP intentará defender su gestión.


La presión hacia David Pérez no amaina. Este lunes, todos los partidos que suman la oposición en Alcorcón reclamarán en el Consistorio su salida como alcalde. PSOE, Ganar Alcorcón, IUCM-LV y, también, Ciudadanos, pactan en las últimas horas una declaración conjunta para que el pleno sobre el debate del estado de la ciudad apruebe una nueva petición de dimisión.

Según han confirmado fuentes de las negociaciones a Madridiario, el texto reclama la la salida de Pérez por sus aireadas palabras en contra de las feministas "radicales" y el aborto.

Sin embargo, ya se han aprobado otras mociones reclamando el cese, así que la novedad va más allá de este punto. Según las mismas fuentes, el texto incluirá previsiblemente un apartado en el que se establezca una enmienda general a la gestión de los populares. Los cuatro partidos se muestran de acuerdo sobre la "falta de transparencia" y la merma de los servicios públicos y sopesan incluir referencias al establecimiento de determinadas comisiones de investigación.

Este consenso podría sentar las bases de unas nuevas relaciones entre todos los actores de la oposición de cara a forzar la salida de Pérez, sin mayoría y reprobado por todos a su izquierda.

La moción, ¿más cerca?

Ignorado su ultimátum a Cristina Cifuentes para que hiciera caer al también diputado en la Asamblea, C's anunció hace unos días que retiraría cualquier apoyo al PP en el Consistorio. Su maniobra deja ver cuánto de su capacidad de influencia fían los naranjas a la marcha del primer edil. De hecho, tanto Ignacio Aguado, presidente regional, como Albert Rivera, líder del partido, han hecho llegar su queja al PP por no haber tomado cartas en el asunto.



Reina (C's): "Tenemos el duro honor de no poder permitirnos el lujo de ser irresponsables"


"Tenemos el duro honor de ser los únicos que no podemos permitirnos el lujo de ser irresponsables", señala a este digital Alfonso Reina, portavoz centrista en la localidad. "Nuestra posición es que Pérez deje de ser alcalde o por voluntad propia -que sería lo más elegante- o porque el PP se desmarque de él", razona. "El tiempo va en contra de Cifuentes: tiene que decidir qué PP tenemos enfrente, aunque parece que ahora le importa más el Congreso de su partido", añade.

Ante la falta de relevo entre los conservadores alcorconeros, C's se ve obligado a amagar con el plan B para sortear las críticas que ya les han caído por el "bloquear" el Ayuntamiento. Así, Reina no descarta empezar a andar por fin el camino hacia una moción de censura, aunque con muchos matices. "No por hacerlo antes es mejor; todo tiene sus tiempos y esto es un proceso", indica.

A la espera de un 'casus belli'

Aunque el criterio general de los de centro en las últimas municipales ha sido dejar que gobierne la fuerza con más votos, no es menos cierto que, con Pérez en su sillón, el único camino para rodearle pasa por el PSOE de la 'sanchista' Natalia De Andrés, sometida también a presiones internas.

El PP solo tiene diez asientos de los 27 del plenario. El resto se los reparten los socialistas (siete), Ganar (cinco), C's (cuatro) y IUCM-LV (uno). La ley exige que la moción sea presentada por una mayoría absoluta de concejales.

No obstante, un acuerdo de C's con toda la izquierda, Ganar incluido, que 'sorpasse' a la primera fuerza en votos parece que no termina de sonar bien en algunos foros naranjas. Hace falta el definitivo 'casus belli', y eso que las relaciones de Pérez con cualquiera de sus rivales aparentan ser nefastas.

Hasta el momento, todos los intentos de derrocar a Pérez han fracasado por la falta de concurso de los de Reina. "Yo no soy 'antinadie', pero esto no se trata de quitarle por quitarle, hay que sentarse y hacer un análisis del municipio", repite. Cada concejal solo puede firmar una moción en un mandato, recuerda.

Repercusión regional

Quienes más control parecen mantener sobre la situación son, precisamente, las fuerzas de izquierdas. Sus tres portavoces ya han presentado en sociedad un solemne documento para reiniciar la operación de derrocamiento.

En este tiempo, PSOE, IUCM-LM y Ganar han sido muy beligerantes en sus críticas contra el popular y han sabido 'regionalizar' sus pretensiones, aludiendo también al cargo de diputado de Pérez. Los tres han conseguido que en la agenda política aparecieran, por ejemplo, las manifestaciones organizadas en el municipio. De todos, Ganar ha sido sin duda especialmente proactivo en esta intentona.

El PP prepara su defensa

Ahora, el PP se prepara para encajar el ataque. Según fuentes de la oficina de Pérez, la formación lanzará este lunes un alegato ensalzando la gestión del regidor que tiene mucho de reacción defensiva. Las filas de Perez afrontan el encuentro "con ganas" y con la intención de vender los logros del Gobierno.

"Podemos presumir de ser la segunda ciudad más segura de la región, según datos del Ministerio de Interior", afirman fuentes municipales antes de celebrar las "infinitas" iniciativas adoptadas en materia de discapacidad. "Nos sentimos especialmente orgullosos de la rehabilitación del Centro Ocupacional Castilla del Pino", insisten.

En esta línea, reivindicarán que en deporte "hemos sido premiados por nuestras políticas de integración de las personas con discapacidad y por el fomento del fútbol, reconocimiento que nos ha otorgado la Federación Madrileña de Fútbol". También estamos orgullosos de haber consolidad la creación de empleo para los vecinos y ser ahora mismo ciudad líder en atracción de inversiones regionales, nacionales y extranjeras en la zona sur de la Comunidad de Madrid", añaden.

Pese a la situación crítica de las cuentas, el PP enarbola la bandera de la reducción de la "deuda heredada" con proveedores en más de 380 millones de euros. "Seguimos con ilusión y con ganas para seguir trabajando día a día por nuestra gran ciudad", resumen.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es