14 de diciembre de 2019, 3:04:32
Sucesos


Muere un joven de 18 años tras recibir un disparo en el pecho en Alcobendas

Por MDO/Agencias

Enrique M.R, ciudadano español de 18 años, ha muerto este lunes en una calle de Alcobendas tras recibir un tiro en el pecho, a la altura del corazón, en el transcurso de una pelea en la que participaban varios jóvenes de la localidad.


Según han informado fuentes de Emergencias Comunidad de Madrid 112 y de la Jefatura Superior de Policía, el suceso ha ocurrido sobre las 14.30 en el número 17 de la calle Navarra de la citada localidad. Según fuentes policiales, un grupo integrado por unos ocho jóvenes estaba discutiendo cuando dos de ellos se han enfrentado; uno con una navaja y otro con una pistola. Finalmente, el joven que portaba el arma ha pegado un tiro sobre su adversario, hiriéndole de gravedad y entrando éste en parada cardiaca.

A la llegada de los sanitarios, el joven de 18 años presentaba un tiro a la altura del tórax, muy cerca del hombro, y ha entrado en parada cardiorrespiratoria al afectarle el tiro a los vasos sanguíneos o algún órgano vital. En un principio se le ha logrado reanimar y se le ha trasladado al Hospital de La Paz, donde tras volver a parada ha fallecido al perder "muchísima sangre", según han indicado las mismas fuentes.

El fallecido es adolescente de nacionalidad española y de madre dominicana. Nacido en Madrid y residente en la cercana localidad de San Sebastián de los Reyes, el joven pertenecía a la banda de los Dominican Don't Play, la pandilla latina más activa actualmente en la región, y tenía antecedentes policiales por tenencia ilícita de armas y atentado a agente de la autoridad.

Las primeras investigaciones de la Brigada de Local de Información barajan que las causas de la reyerta mortal se deban a una pelea entre miembros de la propia banda o de este pandilla con otra u otro grupo. Tampoco se descartan que también haya podido mezclarse un asunto de menudeo de drogas.

Y es que en los últimos meses, tanto la Policía Local como la Nacional han aumentado su presencia de Alcobendas, y la de perros policías en la zona en la que se produjo la reyerta mortal ante el aumento del menudo de drogas y de detenciones por este motivo. Para aclarar lo ocurrido, los agentes buscan a entre 8 y 10 jóvenes que participaron en el tumulto.

Por otra parte, el concejal de Seguridad y Protección Civil de Alcobendas, Luis Miguel Torres, ha llamado a la calma a la población recordando que se trata de "un hecho fatídico asilado" y que las recientes tasas de criminalidad son "positivas". "La reacción de todos ha sido rapidísima y tengo confianza plena en que pronto se conocerán las causas de lo sucedido", ha añadido el edil, que ha prometido más presencia policial en la zona y colaboración con la Policía Nacional.


Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es