18 de noviembre de 2019, 5:49:27
Social


Los niños de la capital son más pobres que los de la Comunidad

Por Patricia Velasco

Los menores de 16 años en la ciudad de Madrid son más pobres que los de la Comunidad y más ricos que los españoles, según datos arrojados por el Ayuntamiento de Madrid.


La tasa de riesgo de pobreza en los menores de 16 años residentes en la ciudad de Madrid es del 25,8 por ciento, según los datos elaborados por la Dirección General de Estadística del Ayuntamiento de Madrid. Esta tasa es superior a la encontrada para la Comunidad de Madrid (20,5 por ciento), pero inferior a la tasa para el conjunto del Estado (30,1 por ciento).

La tasa de pobreza en los demás rangos de edad indica que de 16 a 29 años la tasa de pobreza se sitúa en el 16, 9 por ciento; de 30 a 44 años en el 15,6 por ciento; en el 13, 7 por ciento en la franja de edad de 45 a 64 años; y a partir de 65 años la tasa de pobreza se sitúa en un 8,5 por ciento.

Menores que viven en hogares con muy baja intensidad de trabajo

En la ciudad de Madrid, el porcentaje de menores que viven en hogares de baja intensidad laboral es del 12,6 por ciento muy superior a otros grupos de edades.

Para aplicar este ratio se observa a las personas 0 a 59 años que viven en hogares en los que sus miembros en edad de trabajar lo hicieron menos del 20 por ciento de su potencial total de trabajo en el año anterior durante el periodo de referencia de los ingresos. A modo de ejemplo de este indicador, en un hogar con dos adultos en el que solo trabaja un adulto a jornada completa, la intensidad de trabajo sería del 50 por ciento; si trabajan los dos a jornada completa la intensidad sería del 100 por ciento; si uno de los adultos trabaja a media jornada y el otro a jornada completa, la intensidad de trabajo sería del 75 por ciento.

Carencia material severa

Por otro lado, la carencia material severa afecta al 11,4 por ciento de los menores de 16 años, prevalencia muy superior a la encontrada en otros grupos de edad.

Se entiende por carencia material severa la proporción de la población que vive en hogares que carecen al menos de cuatro conceptos de los nueve siguientes: no puede permitirse ir de vacaciones al menos una semana al año; no puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días; no puede permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada; no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos; ha tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal (hipoteca o alquiler recibos de gas, comunidad...) en los últimos 12 meses; no puede permitirse disponer de un automóvil; no puede permitirse disponer de un ordenador personal).

En relación a las necesidades nutricionales, los datos revelan que un 6,2 por ciento de los menores de 16 años no puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es