30 de septiembre de 2020, 1:38:26
Distritos


La Finca de Torre Arias abrirá al público el 27 de noviembre

Por Carmen M. Gutiérrez

El Ayuntamiento de Madrid abrirá la Finca de Torre Arias el próximo 27 de noviembre. Será una apertura parcial, debido a que se vallarán las zonas que presentan problemas de seguridad, pero permitirá a los madrileños conocer esta histórica finca mientras se prepara su plan especial. El objetivo del Ayuntamiento es preservar los jardines históricos y crear una zona de huertos urbanos.


Torre Arias (calle Alcalá, 551) es, junto a la Quinta de los Molinos y El Capricho, uno de los mejores ejemplos de antiguas fincas privadas dedicadas a la agricultura y el ocio que hay en Madrid con más de 50 especies diferentes de árboles. Las otras dos ya son de uso público, pero la Finca de Torre Arias comenzará a serlo a partir del domingo 27 de noviembre, día en que la alcaldesa, Manuela Carmena, inaugurará esta gran zona verde. Además, la Junta del Distrito de San Blas-Canillejas organizará actividades para celebrar esta apertura con los vecinos, según ha comentado un portavoz a Madridiario.

Se trata de una apertura parcial, pues hay zonas que por seguridad no serán accesibles, entre ellas las edificaciones, que están siendo sometidas a obras de consolidación y estanqueidad para detener su degradación. La mayor parte de la valla tendrá un metro de altura para delimitar qué zonas no son accesibles. El resto se podrá visitar, aunque la finca todavía no es el lugar en el que se quiere convertir.

El plan especial que se está ultimando y se tramitará próximamente contempla la conservación de los jardines históricos y la creación de zonas dedicadas a la agroecología, recuperando un antiguo uso de esta finca, cuyos inicios se remontan a principios del siglo XVI. El proceso de recuperación de la finca, de 17 hectáreas, se alargará en el tiempo, pues implica la rehabilitación de elementos constructivos protegidos (palacio, caballerizas, fuentes, etcétera). Fuentes municipales comparan la rehabilitación de esta finca con la de El Capricho, que necesitó varias legislaturas para estar lista.

La inauguración, por ahora parcial, de la Finca de Torre Arias como parque público es una antigua reivindicación vecinal. Tras la muerte de la duquesa que vivía en ella, pasó a manos municipales en 2014 gracias a una antigua permuta. Los planes del Ayuntamiento, con Ana Botella como alcaldesa, pasaban por ceder el espacio a la Universidad de Navarra, para cuya instalación se había diseñado un plan especial que permitía la destrucción de algunas construcciones. Finalmente, el plan fue paralizado por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, tras una denuncia de la Plataforma de Torre Arias.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es