14 de diciembre de 2019, 19:02:36
Política


PP y C's cuestionan la Oficina Antifraude de la capital que impulsa el PSOE

Por MDO/E.P.

La última polémica política en el Ayuntamiento de Madrid tiene nombre de corrupción. Esperanza Aguirre y Begoña Villacís han mostrado sus dudas sobre la Oficina contra el Fraude y la Corrupción que ha impulsado el PSOE con el consentimiento de Ahora Madrid por la designación de sus responsables y los métodos a aplicar.


La portavoz popular en el Ayuntamiento, Esperanza Aguirre, ha afirmado este viernes que le parece "muy chocante" que se pueda poner al frente de la Oficina Antifraude municipal a "un político elegido por los políticos" y ha propuesto que sea presidida por "un alto funcionario del Ayuntamiento", en concreto, el interventor para dar a esta oficina "todas las posibilidades de prevenir en primer lugar y atender a las denuncias para atajar a tiempo" posibles casos.

Así lo ha manifestado En una rueda de prensa ofrecida junto con el portavoz de la comisión de esta materia Percival Manglano. El PP ha presentado un total de 33 enmiendas al reglamento, una de ellas a la totalidad.

"Estamos a favor de la oficina, pero no queremos que sea una cosa política ni politizada", ha recalcado Aguirre, quien ha manifestado poca antes que "no hay nadie más interesado" que el PP y que incluso ella en que se pongan en marcha todas las medidas para evitar casos de corrupción en la política. "En el PP, somos los más abiertos y los más transparentes, estamos deseando que venga y nos controle. Somos los primeros interesados y yo, que lo he sufrido en mis carnes", ha dicho.

Causapié la defiende

Como reacción, la portavoz socialista, Purificación Causapié, ha asegurado que "a Esperanza Aguirre no le interesa la Oficina Antifraude" ya que "lo que le interesa es que no se esclarezca la corrupción en el Ayuntamiento de Madrid".

"Intentó boicotear la comisión de investigación y ahora intenta boicotear la Oficina lanzando acusaciones falsas que además demuestran su escaso conocimiento de lo que dice realmente el reglamento", ha añadido.

La edil socialista ha subrayado que la Oficina Antifraude que el Ayuntamiento de Madrid pondrá en marcha "es una iniciativa pionera en el ámbito municipal y se demostrará como una herramienta muy útil no solo para perseguir la corrupción sino para su prevención, generando buenas prácticas y recomendaciones que impidan que se den casos de corrupción".

Acuerdo de investidura

El PSOE era la única formación que incluía esta medida en su programa electoral municipal y fue incluido entre los acuerdos que deberían desarrollarse en el pacto de investidura suscrito entre el PSOE y Ahora Madrid para hacer alcaldesa a Manuela Carmena. Este jueves, la portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, afirmó que la Oficina "no señalará a nadie" sino que lo que hará será elaborar documentación.

Su reglamento tiene que ser aprobado por el Pleno, después de pasar por la tramitación preceptiva en la Junta de Gobierno y en la comisión. El borrador aprobado inicialmente en Junta ya abrió su plazo de información pública y el periodo de aportaciones de los partidos políticos.

Carmena anunció en marzo que el futuro director de la Oficina contra el Fraude y la Corrupción superará la legislatura, con mandatos de cinco años. Este organismo dependerá del Pleno y se le dotará de una estructura de funcionamiento a través de la comisión de Transparencia, por la que tendrá que pasar el director mediante una entrevista previa, además de obtener el apoyo de las tres quintas partes del Pleno en primera votación o de mayoría simple en segunda.

La Oficina se hará cargo de denuncias y noticias sobre supuestos casos de fraude o aprovechamiento de patrimonio que pueda resultar censurable. La segunda gran función de la Oficina será el análisis de los motivos que han degenerado en causas de corrupción, como la tardanza y la oscuridad en la Administración.

El director estará respaldado por un consejo asesor integrado por cinco vocales procedentes de la sociedad civil. Los plazos para investigar se fijan en seis meses, ampliables a tres más. Si se detectan posibles ilícitos penales se remitirán a las autoridades competentes. Los trabajos no serán compatibles con investigaciones judiciales en marcha.

Denuncia de Ciudadanos

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ha anunciado este viernes que denunciarán ante la Agencia de Protección de Datos la Oficina Antifraude municipal ante su previsión de "suspender la confidencialidad", algo que a su juicio es "algo del pasado" y vulnera el derecho de los ciudadanos a proteger su intimidad.

Así lo ha manifestado la líder municipal de C's en una rueda de prensa en la que ha estado acompañada de la concejal Silvia Saavedra. Villacís ha criticado que la previsión es que el director sea nombrado por las tres quintas partes del Pleno y, si no se llega a acuerdo, por mayoría. "Y si es así, se va a señalar con el dedo a quien quieran que los controle, que el poder político elija a quien va a controlar al poder político. Esto cae por su propio peso", ha subrayado. Ante ello, ha propuesto que sea un habilitado nacional exento de todo control político el que presida esta oficina.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es