1 de diciembre de 2020, 22:24:36
Política


El PP regresa a Colmenar de Oreja pero pierde Navalagamella

Por Javier García Martín

Mañana de mociones de censura en la Comunidad. Por un lado, el gobierno de Colmenar de Oreja ha cambiado de manos y ha regresado al PP tras una moción de censura contra el ya exalcalde socialista Víctor Díaz. A cambio, los populares entierran este viernes el cetro de Andrés Samperio en Navalagamella en mitad de un tenso pleno.


En Colmenar, los más de 8.000 habitantes tienen ya un nuevo alcalde. Francisco Javier García Paredes, del PP, ha conseguido apartar al socialista Víctor Manuel Díaz. Sus seis votos más el del único de los tres ediles del Partido Democrático de Colmenar (PDC) que se había quedado bajo esas siglas tras una crisis interna han servido para cambiar el color de la localidad, en la que hasta ahora gobernaba el PSOE con el apoyo de Verde Aurelia. En resumen, la votación ha terminado con un resultado de siete votos a favor de la moción.

Díaz ha recibido el apoyo de numerosos políticos socialistas madrileños, como Antonio Miguel Carmona, edil capitalino, que han criticado la operación de derribo. El exalcalde socialista había sido muy crítico con la deuda y la gestión heredada de los populares.

"Volvemos con muchas ganas y entusiasmo", ha destacado García Paredes por su parte.

Sobre el anterior equipo, el nuevo regidor ha criticado que carecían de proyectos y de diálogo. "El PP no se planteaba ninguna moción, pero el alcalde de forma sistemática se ha negado a pactar", ha reseñado en declaraciones recogidas por Europa Press.

Tenso pleno

Por otra parte, la sesión en Navalagamella ha sido la moneda de cambio que ha tenido que afrontar el PP. Allí, en esa población de 2.000 habitantes, el cetro ha pasado de Andrés Samperio, popular, a Miguel Ángel Segovia, del partido Nuevagamella. El pleno se ha desarrollado de manera tensa, con gritos a favor y en contra de la moción. Tanto, que a punto ha estado todo de desembocar en una pelea.

Esta formación independiente lideraba la oposición y ha contado con el respaldo de PSOE e IU para su pretensión. El único concejal de Navalagamella Puede había mostrado sus reparos a la maniobra y, tras establecer varias condiciones, ha terminado por abstenerse.

En declaraciones a Madridiario, Samperio se ha mostrado "tranquilo y con la conciencia de haber cumplido", ha celebrado el "apoyo vecinal" que afirma haber recibido y ha asegurado que tras la moción se esconde tacticismo. "La gestión está siendo brillante, he conseguido 2,3 millones de euros del plan PRISMA, así que querían levantar al PP porque saben que las próximas elecciones las hubiera ganado con mayoría absoluta", ha declarado.

Mientras, los tres partidos que han secundado la moción han emitido un comunicado en el que afirman que "durante quince meses hemos asistido a unas prácticas torticeras, caciquiles y clientelistas, que se han caracterizado por hechos como la falta de transparencia, incumplimiento de innumerables acuerdos, falta de convocatoria de plenos en tiempo y forma, ineficacia en su gestión o pagos a terceros sin justificar". El nuevo regidor ha declinado hacer declaraciones.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es