17 de julio de 2019, 12:45:56
Municipios


Mil personas llevan cinco días sin luz en un edificio okupado del 'banco malo' en Parla

Por Javier García Martín

Cerca de un millar de personas que residen en el complejo destinado a vivienda de protección oficial de la calle Toledo de Parla suman este viernes su quinto día sin luz. La compañía ha cortado por impago el suministro al inmueble, de cuya deuda se erige como propietaria la SAREB tras la quiebra de Bankia y la promotora que lo levantó. El Ayuntamiento teme por la seguridad y la salud de los vecinos. Para más polémica, sólo 25 familias viven ahí de forma legal, por lo que toda solución definitiva aparece muy al final del túnel.


Iba a ser una de las grandes promociones de vivienda social de Parla, enclavada entre chalés y amplias avenidas, pero hoy es un edificio okupado a punto de explotar. Hasta 270 familias malviven desde el lunes sin suministro eléctrico después de que Iberdrola decidiera ese día cerrarles el grifo tras meses de impagos y una deuda que, en junio de 2015, ya peinaba el medio millón de euros.

El Ayuntamiento de Parla sigue la situación como una auténtica crisis. El alcalde, Luis Martínez Hervás, ya ha dicho que no piensa pagar ni un euro de la factura para restablecer el suministro. Un informe del Consejo Consultivo de la Comunidad solicitado por su predecesora, Beatriz Arceredillo, se lo impide. "Es ilegal", explican fuentes municipales. "Poner el contrato de luz a nombre del Ayuntamiento es un acto que carece de cobertura legal y resulta nulo de pleno derecho".

Patada en la puerta

El problema viene desde 2011, cuando la promotora y propietaria del edificio, Unifo, desapareció sin dejar rastro. El inmueble pasó a manos de Bankia, la entidad que le había facilitado el crédito necesario para la construcción. Sin embargo, con la caída en desgracia de esta firma, la propiedad de las hipotecas recayó en la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria, la SAREB, el 'banco malo', aunque no oficialmente del complejo. Entretanto, el lugar comenzó a colmatarse de inquilinos ilegales, que en muchos casos entraban a las casas de una patada en la puerta.

De hecho, hoy sólo 25 de las 270 familias que residen ahí lo hacen cumpliendo las pretéritas condiciones que se promulgaron para acceder. Otra porción fue 'legalizada' a través de la Fundación Todo Ayuda, que gestionaba el edificio desde 2013 a cambio de un convenio municipal que le permitía poner bajos alquileres y, en teoría, pagar la luz. Ahora, mientras la SAREB siga sin ejecutar la hipoteca o renunciar a ella para que la situación recaiga en el Consistorio, Parla no puede recuperar ese espacio que una vez fue suelo municipal, advierten desde la oficina del alcalde. La sociedad, por su parte, asegura que tiene las manos atadas al no poseer el edificio y se erige exclusivamente como tenedora de la deuda que una vez fue de Bankia. Y ahí, en ese enredo técnico, se enroca la situación.

Emergencia sanitaria

Así, incapaz de determinar quiénes han pagado su parte y quiénes no -sólo hay un contador en todo el edificio-, Iberdrola ha procedido al apagón.

"El Ayuntamiento va a atender a quienes estén en situación de emergencia sanitaria y a todos los que estén ahí de forma legal", añaden las fuentes municipales. El problema no acaba aquí y radica, además, en lo que pueda ocurrir con la seguridad de un entorno deprimido y sin acceso repentino a las condiciones básicas de vida, todo un polvorín.

El regidor ha pedido a la Comunidad de Madrid, al Ministerio de Hacienda y a la Delegación de Gobierno que intervenga y se reunirá la próxima semana con la SAREB para poner fin al comprometido asunto, de la que desde su despacho critican que más de una vez no han atendido sus llamadas. El peor de los escenarios sería, quizás, el desalojo masivo del inmueble -que el Ayuntamiento cree gravemente afectado-, ya que el muy heterogéneo grupo de okupas no tardaría en pedir una alternativa y la localidad dice que no tiene vivienda social, cuyo desarrollo fue privatizado.

La oposición reclama una solución

Por el momento, Podemos, Izquierda Unida, Mover, Cambiemos y Equo presentarán este viernes una iniciativa que "empuje a las administraciones y los agentes privados implicados a dar una solución justa a los vecinos", han informado tras recordar al regidor que las dificultades que esgrime en relación a la titularidad de los inmuebles "no le eximen de su responsabilidad".

"Para este caso de urgencia, Iberdrola, SAREB y Ayuntamiento deben negociar una solución de pago para la deuda con la eléctrica que sea asumible por quienes tengan que pagarla. Mientras tanto, debe restablecerse el suministro", han reclamado en un comunicado.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es