13 de diciembre de 2019, 5:48:22
Economía


El Ayuntamiento abre la contratación municipal a las cooperativas

Por Enrique Villalba

El Ayuntamiento de Madrid ha iniciado una nueva política de lotificación con la que abrir paso directo a cooperativas, autónomos y otras empresas de economía social a la contratación municipal.


Finalmente, la propuesta de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, de que limpiasen los colegios cooperativas de madres, en vez de empresas mediante contratos integrales, parece haber cristalizado. El Gobierno municipal ha abierto silenciosamente la puerta de la contratación pública a la economía social. La medida se ha ido aplicando de manera progresiva desde hace alrededor de un semestre de forma estructural en el Consistorio, pasando de pequeños convenios a millonarios contratos de suministros y servicios. Todas las áreas de Gobierno y las juntas de distrito actúan de forma coordinada con esta directriz en la medida de lo posible, tal y como confirman todos los políticos y técnicos municipales consultados por Madridiario. A este modelo habría que sumar la estrategia de cláusulas sociales en la contratación que aprobó el Gobierno municipal este año, y las nuevas políticas como el reciente decreto de los centros especiales de empleo o los acuerdos marco en distintos servicios que prepara el Consistorio para el próximo ejercicio y de los que no ha trascendido aún más información.

La estrategia consiste, al contrario que los macrocontratos de servicios que se daban en las anteriores legislaturas, en apostar por un mayor número de contratos más pequeños para permitir que las pymes, los autónomos y otras entidades como cooperativas o entidades sociales puedan hacerse cargo de servicios externalizados por la administración, sin tener que ser subcontratados por las grandes compañías, lo que, inevitablemente, afecta a la cuota de contratos que obtienen las grandes empresas de servicios. "Es una estrategia consciente que cumple con las recomendaciones de la Unión Europea para las entidades municipales de lotificar contratos para mejorar la gestión del dinero público, incentivar la economía local, mejorar la calidad de los servicios y las condiciones laborales en las empresas adjudicatarias", comentan fuentes del Consistorio.

En paralelo, también responde a una promesa electoral de Ahora Madrid que planteaba la necesidad de implementar mecanismos de transparencia y gestión social en la contratación a través de contratos con dimensiones adecuadas a pequeñas empresas, cooperativas y sociedades anónimas laborales, a fin de aumentar la competencia en la contratación, la calidad en la prestación de servicios, el trasvase del excedente a las rentas del trabajo y la generación de empleo.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es