14 de agosto de 2020, 8:07:25
Opinión


Semana de la inmovilidad

Por Ángel del Río


Ya es un hecho incuestionable que la Semana de la Movilidad y el Día sin Coches, suelen ser la semana de mayor conflictividad en el tráfico de Madrid y el día con más coches en las calles, por lo que parece más aconsejable llamarles semana de la inmovilidad y día con coches, o simplemente, borrar del calendario esta celebración que no tiene sentido, ni mucho menos, resultados.

Puede que esas circunstancias que llevan a la contradicción entre lo que se pretende y lo que realmente se consigue, sea que coincide con la total incorporación de los madrileños al nuevo curso urbano y escolar, con la vuelta al coche; o que que los madrileños somos por lo común algo desobedientes con aquellas disposiciones o imposiciones que consideramos estériles, inútiles. Ya lo dijo Carlos III, cuando llegado a la corte, dictó normas muy estrictas para mejorar la limpieza y la higiene pública de la Villa: “Mis vasallos son como niños, que cuando se les lava, lloran”. Algo parecido podría decir ahora la alcaldesa: “Mis vasallos son como niños desobedientes, que cuando se les pide que dejen el coche en casa, los sacan todos”.

En la edición de este año de la Semana de la Movilidad, hay una novedad importante: no se cortará a la circulación el centro en día laborable. Me parece bien, porque lo contrario no era medir la capacidad de colaboración de los madrileños a la hora de no utilizar el coche, sino impedir que circularan por decreto-ley municipal. Este año llaman a la Semana de la Movilidad, La Celeste, en alusión a la necesidad de que Madrid goce, al menos por unos días, de un cielo de azul inmaculado, un cielo velazqueño que fue su seña cromática de identidad hasta que el urbanita se dedicó a ensuciarlo cada día. Manuela Carmena ha hecho alusión a ello, y habla del cielo, de la bóveda celeste, admitiendo que el cielo existe, que es azul tras el velo de la contaminación, y que debemos devolverle a su estado original. Completamente de acuerdo. Todos debemos responsabilizarnos en esta tarea, aunque proclamar una semana, la de la Movilidad, para hacerlo posible, es hacer un brindis al sol.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es