23 de agosto de 2019, 15:28:41
Política



IU resta importancia a las "diferencias internas" en Ahora Madrid

Por MDO/E.P.

IU Madrid ha quitado importancia al documento interno conocido este sábado en el que algunos integrantes de la formación apuntan a "diferencias internas" en Ahora Madrid.


Se trata de un escrito interno de Izquierda Unida Ciudad de Madrid titulado 'Análisis Ayuntamiento y Ahora Madrid' de julio de 2016, que apunta a "diferencias políticas de fondo" en el Grupo Municipal de Ahora Madrid, formación que gobierna en la capital bajo el mando de la alcaldesa, Manuela Carmena.

El documento, que fuentes de IU Madrid consultadas aseguran que no es oficial y que no tiene relevancia, hace balance de la situación municipal un año después de las elecciones municipales que llevaron a Ahora Madrid a la Alcaldía de la capital.

Sus primeras palabras son para describir Ahora Madrid. A este respecto considera que a pesar de que los posicionamientos son "cambiantes" se pueden "identificar cuatro o cinco sectores dentro".

En primer lugar, se encuentran "Manuela Carmena y su entorno", que el escrito asegura que son el coordinador general de la Alcaldía, Luis Cueto, la gerente de la ciudad, Carmen Román, y los concejales Marta Higueras, "sobre todo", y "en menor medida", Javier Barbero y Nacho Murgui. Tilda a este sector de "carmenista-tecnócrata" y lo sitúa "más cercano a las posiciones del PSOE".

En cuanto a Carmena, asevera que "ha quedado demostrado que va por libre, no tiene cultura política, ni de partido, ni de activista" y "niega su vinculación con ningún partido o movimiento"; lo que, en su opinión, "se traduce en un fuerte individualismo y una especie de presidencialismo como forma de gobernar".

"Siente que está por encima de cualquier vinculación orgánica a la candidatura, rechaza participar en ningún espacio político de decisión como la mesa mixta de Ahora Madrid por considerarlo 'una pérdida de tiempo' y considera el programa una suerte de recomendaciones y no un compromiso", relata el escrito.

El documento indica que Carmena, como jueza, "siente un enorme respeto por la legalidad, las normas, los funcionarios y la administración" y se opondría a "estrategias que pudieran plantearse de desobediencia institucional o enfrentamiento a los poderes establecidos".

En segundo lugar, sitúa a "los independientes", donde enmarca a los ediles Pablo Soto, Celia Mayer o Guillermo Zapata. Asegura que su "posición política varía según el momento", aunque en líneas generales votan con Carmena y Podemos.

En tercer lugar, habla del "sector Podemita oficial", con los ediles Rita Maestre, José Manuel Calvo, Paco Pérez o Marta Gómez (núcleo duro Podemos Madrid), y de Inés Sabanés, Jorge García Castaño y Esther Gómez, que aún perteneciendo a Equo o a la extinta 'Convocatoria por Madrid', "siguen escrupulosamente la disciplina de voto del núcleo oficialista de Podemos".

El último grupo es IU, con Mauricio Valiente, Carlos Sánchez Mato y Yolanda Rodríguez; además de los tres concejales de 'Madrid en Movimiento': Pablo Carmona, Rommy Arce (Anticapitalistas) y Montserrat Galcerán.

Fuera del ámbito institucional, asegura que Ganemos Madrid "sigue funcionando" y en cuanto a Podemos Madrid, el escrito dice que la "situación puede llegar a ser más favorable" a sus posiciones con las dimisiones de Pedro Barragán y Juan Manuel Morales. No obstante, añade que "de momento no ha habido ningún cambio sustancial que permita deducir que las relaciones en Ahora Madrid van a mejorar".

"Errores graves"

Respecto al balance del primer año, el documento habla de cambios "considerables", especialmente en lo que respecta al presupuesto y a los mecanismos de participación; pero destaca "oportunidades perdidas, errores graves y diferencias políticas de fondo en el grupo municipal".

Entre lo positivo, el presupuesto, con un aumento del gasto social y de inversión en los barrios; los cambios en la policía municipal y los presupuestos participativos.

Sobre las cuestiones más negativas cita "la decisión del área de Medio Ambiente de no remunicipalizar el servicio de recogida de basuras, la comisión de des-memoria histórica, la operación Chamberí y otros proyectos urbanísticos, la política de vivienda y la nefasta gestión del caso de los titiriteros".

Como "debilidades" apunta a la "falta de dirección política en Ahora Madrid"; la existencia de "cuadros políticos 'secuestrados' por la institución; el ser un "gobierno en minoría" y la "poca autonomía municipal".

Como tareas para mejorar, el escrito apuesta por situar ellos los temas de la agenda pública, generar "contrapoder" y trabajar por recuperar la capacidad política de la Mesa de Mixta de Coordinación de Ahora Madrid. En este último punto, aboga por su desarrollo en los distritos y por que esta mesa mixta sea una "herramienta útil".

Carmena niega división

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha asegurado este sábado que no está encontrando problemas con sus compañeros de Grupo Municipal de Ahora Madrid y ha negado que existan "terribles problemas y enfrentamientos".

"No me estoy encontrando con problemas", ha asegurado la regidora, que ha negado "terribles problemas y enfrentamientos". Así ha indicado: ¿Dónde están esos problemas? No existen. A renglón seguido ha afirmado que la de Ahora Madrid es "una experiencia muy interesante y muy nueva" y es que ella no se reúne "con ningún grupo político en el Ayuntamiento" sino "con personas". "No sé en muchas ocasiones si forman parte o no de una plataforma", ha apostillado.

La alcaldesa ha continuado asegurando que tiene "un equipo de buena gente" y "cada uno tiene su carácter". "Con ellos tengo relaciones unipersonales. No tengo relaciones con ningún grupo político porque no existen", ha señalado.

Así, preguntada por si no hay un sector crítico, ha afirmado que de los veinte que son "evidentemente hay personas (con las) que cuando se plantean las cosas puede haber mayor coincidencia y otras, menos".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es