17 de noviembre de 2019, 2:18:12
Distritos


La 'adopción' de alcorques se extiende por Centro

Por Carmen M. Gutiérrez

La 'adopción' de alcorques, los huecos donde se plantan los árboles, se extiende por el distrito Centro. El barrio de Lavapiés fue pionero con varias iniciativas para "engalanarlos" con otras plantas, pero ahora los vecinos han continuado el proyecto espontáneamente. Además, dentro de los presupuestos participativos se ha aprobado el proyecto Jardines en alcorques, que se llevará a cabo en Malasaña.


Cada vez es más frecuente cruzarse con un pequeño jardín en un alcorque de Lavapiés. Cada uno es diferente y algunos crecen mejor que otros, pero ahora estos pequeños rectángulos destinados a los árboles de alineación tienen más fácil librarse de la basura y las colillas que muchas personas arrojan incívicamente en ellos.

Todo comenzó con motivo de las fiestas de Lavapiés del año pasado. Esta es una Plaza, uno de los primeros huertos urbanos con cesión en Madrid, propuso "engalanarlos", según explica Sara Casado. Para ello, repartió plantas y maderas para las vallas y explicó cómo hacerlo a los vecinos que quisieron participar. Algunos no sobrevivieron por falta de mantemiento o por el vandalismo, pero espontáneamente comenzaron a surgir otros y en la actualidad hay alrededor de una quincena de pequeños jardines rodeando los árboles del barrio.

Los últimos han aparecido en la calle Argumosa y, según Casado, parece que los bares de esta calle "van a entrar en competencia" por cuidar sus alcorques. Además, hay alcorques intervenidos en Lavapiés entre la calle Valencia y Santa Isabel.

Una de las primeras experiencias de este tipo en Madrid vino de la mano de la asociación Pinha, que realizó un taller en La Casa Encendida con niños para plantar en algunos alcorques del barrio, pero no directamente, sino en pequeños maceteros. De hecho, algunos de los que se conservan se hicieron con motivo de ese taller y se diferencian porque tienen carteles pintados con letra de niño en los que se pueden leer mensajes sobre el cuidado de las plantas.

Hackity también ha adoptado alcorques en el Paseo del Prado, en el entorno de Medialab. En una de las intervenciones el objetivo era luchar contra las colillas. "Se trata de mejorar las calles con una práctica tan bonita como adoptar alcorques", comenta María Isla, de este estudio de diseño social.

Esta es una Plaza no repitió la iniciativa durante las fiestas de este año, pero espera volver a ponerla en marcha, esta vez incluyendo comestibles, en octubre o noviembre. En esta ocasión, no utilizarán plantas en flor, pues hay gente que se las lleva y son más perecederas por lo general. Además, defienden el uso del vallado, para evitar la entrada de perros y también del agua de baldeo, que a veces incluye productos químicos. Por su parte, los trabajadores municipales permiten que esta iniciativa continúe, afirma Casado.

Malasaña se suma

La idea de 'adopción' de alcorques también llegará a Malasaña a través de los presupuestos participativos del Ayuntamiento de Madrid. La propuesta Jardines en alcorques, promovida por Somos Malasaña, fue una de las ganadoras tras la votación. Con un presupuesto de 10.000 euros, se quieren instalar jardines entre 10 y 20 alcorques en la calle Marqués de Santa Ana, incluyendo algún banco junto a ellos. Estarían situados árboles con riego por goteo y rodeados por una valla de madera para evitar el vandalismo.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es